Un estudio, coordinado por investigadores del CIBERES, muestra el impacto de una estrategia de diagnóstico de tromboembolia de pulmón (TEP) sobre los resultados clínicos en pacientes hospitalizados por exacerbación de la EPOC.

“Los resultados de este ensayo clínico de diseño riguroso no encontraron beneficio en la búsqueda activa de la TEP en términos de recurrencias trombóticas sintomáticas, reingreso por EPOC o muerte por cualquier causa en los primeros 90 días después de la aleatorización”, asegura David Jiménez, investigador principal del CIBERES en el Hospital Ramón y Cajal y la Universidad de Alcalá.

La TEP es causa de agudización de un grupo de pacientes con Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica (EPOC) que requieren ingreso hospitalario. Actualmente se estima una incidencia de TEP de 22%. Sin embargo, no se han publicado ensayos clínicos que hayan evaluado la eficacia y seguridad de la búsqueda activa de la TEP en este grupo de pacientes.

En este sentido, investigadores de varios grupos de investigación de CIBERES (TEP y Función Cardiaca y EPOC) diseñaron y condujeron el ensayo clínico SLICE, publicado recientemente en la revista JAMA. El objetivo de esta investigación fue el de comparar el manejo habitual (según las guías de práctica clínica) con la búsqueda activa de la TEP (con dímero D y angioTC de tórax) añadida al manejo habitual de los pacientes con agudización de EPOC que requieren ingreso hospitalario.

En el estudio también ha participado un grupo colaborativo de investigadores españoles de gran prestigio en el campo de la investigación en TEP y en EPOC.