Según la OMS, la hipertensión es una es una de las causas principales de muerte prematura en el mundo. Sin embargo, apenas 1 de cada 5 adultos hipertensos (el 21 por ciento) tiene controlada esta enfermedad. Con el objetivo de mejorar estas cifras, la empresa farmacéutica Bial y la Sociedad Española de Médicos Generales y de Familia (SEMG) han puesto en marcha una campaña de formación en hipertensión arterial para médicos de Atención Primaria.

El principal objetivo es facilitar y mejorar el diagnóstico de la hipertensión arterial (HTA) de los pacientes, así como la pauta del tratamiento farmacológico adecuado. Para ello, la iniciativa consta de 12 afirmaciones clínicas que estarán disponibles para los profesionales sanitarios. Estas serán lanzadas cada tres semanas de la mano de especialistas en HTA de la SEMG, a las que se podrá acceder a través de la plataforma Mybial.es. Asimismo, Bial ha desarrollado también un vídeo acerca de la HTA. Este  muestra la importancia del diagnóstico temprano de la enfermedad y sus consecuencias.

Pilar Sarasa, directora médica de Bial España, explica más sobre esta campaña. “El infradiagnóstico es el peor enemigo de la HTA; por lo que consideramos imprescindible la formación de los médicos de Atención Primaria en la detección de la enfermedad. Muchas veces, ellos son el primer contacto del paciente hipertenso para llegar a un posible diagnóstico y tratamiento”.

Formación en hipertensión arterial

En cuanto a las claves de la formación en hipertensión arterial, cabe tener en cuenta que es una enfermedad que se produce cuando la presión arterial aumenta hasta niveles poco saludables. Se considera una enfermedad silenciosa, porque no suele presentar síntomas. Uno de los problemas es que podría generar otras patologías como angina de pecho, infarto de miocardio e insuficiencia cardiaca; daños renales que generen una insuficiencia renal; derrame cerebral (accidente cerebrovascular) o daño ocular (retinopatía), entre otras.

La formación en esta patología es clave ya que según a Fundación Española del Corazón apunta que, aproximadamente, el 42 por ciento de los españoles padece de hipertensión arterial, pero que el 37 por ciento no ha recibido un diagnóstico.