El viernes negro, en inglés Black Friday, es el día que inaugura la temporada de compras navideñas, con importantes descuentos y rebajas. Es un día después del Día de Acción de Gracias en Estados Unidos. Es decir, se celebra el día siguiente al cuarto jueves de cada mes de noviembre. Este año, el Black Friday empieza el 26 de noviembre.

“Una de las causas que incitan a las personas a comprar durante el Black Friday es la publicidad que inunda nuestras vidas y el bombardeo continuo a través de los medios a todos los niveles”, según María Consuelo Vilasánchez, psicóloga y miembro de Doctoralia. Esto hace que sintamos la necesidad de comprar para “no dejar pasar esas ofertas”.

Además, la cercanía de la Navidad nos hace pensar que durante el Black Friday podremos conseguir artículos más rebajados y aseguramos de tenerlos para la fecha. “Si la mayoría compra y consigue ofertas, ¿cómo no vamos a comprar nada?”, plantea la psicóloga.

El “efecto rebaño”

El efecto rebaño está presente en nuestros genes, lo llevamos desde los primeros tiempos de la humanidad y nos ayuda a sobrevivir como especie ante el peligro. El comportamiento en grupo hace que el grupo sea más fuerte. “Las modas de hoy, y cómo seguimos las tendencias porque los demás lo hacen, o cómo compramos artículos que posee la gente que nos rodea es un ejemplo de este efecto rebaño”, cuenta la psicóloga.

“En el Black Friday se da este efecto, la gente habla de este día, de lo que piensa comprar, de lo que puede ahorrar, y esto hace que, aunque no necesite nada especial, busque algo para comprar, para luego presumir de la ganga que ha conseguido”, concluye.

Comprar cosas nos hace felices

Al comprar, en el cerebro se activa el circuito neuronal de recompensas. «Aunque no lo tengamos, el hecho de pensar en él, anticipar su compra, pensar cómo nos sentiremos con él o qué haremos, hace que el cerebro segregue dopamina, la hormona del placer», según la experta María Consuelo Vilasánchez.

La psicóloga advierte de que podemos utilizar la compra como una especie de “terapia” si estamos tristes, ansiosos, aburridos o deprimidos. “El hecho de comprar nos da un alivio momentáneo de estas emociones, y nos hace sentir mejor, aunque luego vuelvan a aparecer estos sentimientos e incluso se pueda añadir el sentimiento de culpa, por haber gastado en algo que no nos hace falta o por haber gastado demasiado”, explica.

Durante el Black Friday, la búsqueda de la mejor oferta puede provocar estrés y ansiedad.

Adictos a las compras

«Nuestra sociedad promueve el gasto indiscriminado y cada vez aparecen más épocas en las que gastar es normal», recuerda la psicóloga. Que todos gasten, la facilidad en el pago, la publicidad y determinadas emociones negativas que se intentan resolver comprando hace que algunas personas caigan en la compra como adicción. La diferencia entre un comprador y un comprador compulsivo es la pérdida de la sensación de control en la compra y en lo que gasta.

Controlar las compras

La psicóloga da algunas pautas para controlar cómo compramos, cuándo y para qué. En primer lugar, es importante llevar dinero en efectivo y no pagar con tarjeta; hacer una lista de las cosas que vamos a comprar para no dejarnos llevar por la emoción, sino por la razón; intentar no exponernos a la publicidad; practicar conductas alternativas a la compra, como pasear, hacer deporte, ir al cine. No usar los centros comerciales como lugar de ocio y no navegar por páginas de compras.

“En terapia se suele trabajar el control de los impulsos, las emociones, la autoestima, el tipo de relaciones con su entorno y el tratamiento de recaídas”, explica la psicóloga. Y recuerda la importancia de la ayuda profesional para solucionar el problema.

Perfil del consumidor en Black Friday

El perfil es de una mujer entre 25 y 50 años que compra online. Aunque la gente joven tiene intención de compra, posee menos poder adquisitivo, y por norma general no tiene tarjetas de crédito. En cuanto a las compras, los productos tecnológicos siguen estando al alza, aunque cada vez se compran más productos de moda y belleza.

Black Friday noviembre 2021

Este año, teniendo en cuenta la situación actual de pandemia, y aunque la situación haya mejorado, vuelven a repuntar los casos y empieza a haber nuevas restricciones en otros países. «Esto está generando nuevamente una situación de alarma, así que los compradores prefieren adquirir sus productos vía online», concluye la psicóloga.