Lunes, 9 de diciembre de 2019
Las instituciones en España no parecen atravesar su mejor momento. La crisis ha desvelado su deterioro aunque pocos se atrevan a señalar, como en el cuento, la desnudez del emperador. La crítica situación actual de la Atención Primaria no es más que el reflejo de ese deterioro institucional. Las instituciones en general, y especialmente las públicas, pierden legitimidad cuando son incapaces de hacer individualmente atractivo lo socialmente conveniente
Dr. Joan R Villalbí. Presidente de la Sociedad Española de Salud Pública y Administración Sanitaria
Ricardo De Lorenzo Y Montero. Presidente de la Asociación Española de Derecho Sanitario. Doctor en Derecho. Presidente en De Lorenzo Abogados
Luciano Sáez Ayerra. Presidente de la Sociedad Española de Informática de la Salud
Manel Santiñà. Presidente de la Sociedad Española de Calidad Asistencial
Fernando Carballo. Presidente de la Federación de Asociaciones Científico Médicas Españolas
Javier Urzay. Subdirector general de Farmaindustria
El modelo sanitario de nuestra sociedad se basa en un marco de "Salud Integral" con una historia clínica compartida por los diferentes actores sanitarios y que resulta accesible para el ciudadano. Actualmente, se demanda un acceso continuo a la prestación y asistencia sanitaria, incluso desde el móvil mediante APP sanitarias, buscando una atención eficaz e inmediata que requiere un alto nivel de integración de sistemas de información muy complejos. Esto implica que los sistemas y tecnologías necesarios en la asistencia sanitaria estén conectados, pero con un riesgo inherente de la propia conectividad que podría traicionar la seguridad de los pacientes, sometiéndolos a riesgos innecesarios y obligándolos a pagar costes personales inaceptables
Lo que conocemos como tecnologías Big Data debe respetar los principios éticos que se establecieron en la Declaración de Helsinki de la Asociación Médica Mundial. Son diversos los dilemas que se plantean entorno a la investigación Big Data: ¿Cómo se garantiza la confidencialidad de los datos para proteger el derecho a la intimidad del sujeto? ¿Es necesario el consentimiento explícito? ¿Cabe la posibilidad de rentabilizar económicamente los datos y comerciar con ellos?... son algunos de los interrogantes que se plantean
El pasado 24 de octubre de 2018 entró en vigor el Real Decreto 1302/2018, de 22 de octubre, de modificación del Real Decreto 954/2015, de 23 de octubre, por el que se regula la indicación, uso y autorización de dispensación de medicamentos y productos sanitarios de uso humano por parte de los enfermeros
Existen numerosas oportunidades y desafíos asociados con un aumento en los servicios digitales de salud que impulsarán el hospital de 2030
El Real Decreto-Ley 7/2018, de Acceso Universal al Sistema Nacional de Salud, ha eliminado una de las barreras que había en nuestro sistema público de salud al acabar con las categorías de asegurado y beneficiario y reconocer a todas las personas el acceso al ejercicio del derecho a la protección de la salud. Este logro no debe hacernos perder de vista que en nuestro sistema público de salud se siguen manteniendo otras barreras que dificultan el acceso al ejercicio de este derecho
Extracto de la comparecencia de la ministra de Sanidad, Consumo y Bienestar Social en la Comisión de Sanidad del Congreso de los Diputados para explicar las líneas generales de su departamento
Hasta hace tan solo unos meses, nuestros datos de salud han estado protegidos por la Directiva de la Unión Europea 95/46; la Ley Orgánica de Protección de Datos y la Ley de Autonomía del Paciente 41/200. Con la entrada en vigor el pasado mes de mayo del Reglamento Europeo de Protección de Datos (RGPD), se ponen en marcha nuevas medidas para alcanzar este objetivo