Se ha celebrado en Madrid el Bone Site, el Foro de Expertos en Metabolismo Óseo. Bone Site está organizado por Gedeon Richter con el aval de la Sociedad Española de Investigación Ósea y Metabolismo Mineral y de la Sociedad Española de Reumatología. Se trata de un evento eminentemente científico orientado a debatir sobre temas relevantes en el tratamiento de enfermedades del hueso.

Una de las más preocupantes es la osteoporosis. Esta enfermedad silenciosa se caracteriza por una disminución de la masa ósea que predispone a un mayor riesgo de fracturas por fragilidad. Se estima que en España este tipo de fracturas ascienden a 285.000 al año, según datos extraídos del Informe ScoreCard for Osteoporosis in Europe (SCOPE 21).

Participaba en este encuentro Núria Guañabens, consultora senior del Servicio de Reumatología del Hospital Clínic de Barcelona. “Hay poca conciencia en la sociedad y en el sistema sanitario de nuestro país sobre la elevada frecuencia y repercusión de las fracturas y las enfermedades del hueso. Se olvida que tienen una repercusión importante en la calidad de vida y en la supervivencia de la población de edad avanzada, con altos costes económicos y de dependencia”.

El reto de las enfermedades del hueso

La osteoporosis, una de las principales enfermedades del hueso, afecta al 22,5 por ciento de las mujeres y al 6,8 por ciento de los varones en España, según datos de IOF International Osteoporosis Foundation. Evitar las fracturas es fundamental para la calidad de vida de los pacientes. Estas producen dolor crónico, falta de independencia, depresión y otros problemas de salud. Los expertos han señalado que el coste de las fracturas en España asciende a un total de 4.200 millones de euros.

Xavier Nogués, jefe de Servicio de Medicina Interna del Hospital del Mar de Barcelona, añadía que la fractura de cadera, una de las más frecuentes, además, tiene un índice de mortalidad muy elevado. “Conlleva una mortalidad del 20-30 por ciento al año. No como consecuencia de la fractura o del acto quirúrgico, sino que es un acontecimiento que produce al paciente, generalmente de edad avanzada. Esto produce una tormenta de cambios en su cuerpo, inflamación, trastornos metabólicos etc., que a medio plazo deterioran su salud y finalmente llevan a algunos a la muerte”, concluye.