Un estudio realizado por el Sindicato de Enfermería, SATSE, en el conjunto del Estado, asegura que más de la mitad de las habitaciones (box) que destinan los hospitales a los pacientes críticos en las Unidades de Cuidados Intensivos (UCIs) tienen unas dimensiones insuficientes. En concreto, el 52 por ciento no cuenta con el espacio adecuado para que los profesionales puedan realizar una atención sanitaria y cuidados con garantías de seguridad.

De esta forma, sus dimensiones no llegan a los 16 metros cuadrados. Este es el estándar óptimo estimado en este estudio en base al personal sanitario que trabaja en estos espacios (una media de cuatro profesionales) y el mobiliario y equipamiento necesario (cabezal, cama, mesita auxiliar, tecnología necesaria…).

El estudio concluye, además, que los espacios utilizados como boxes UCI en los hospitales, además de tener dimensiones insuficientes, son muy heterogéneos. Así, no todos cumplen las características recomendadas para la atención a los pacientes críticos. Tampoco facilitan las posibles medidas de aislamiento. “Algo que, sin duda, tocó techo durante la pandemia en la que se habilitaron espacios ‘poco comunes’ para prestar estos cuidados especiales (antiguas salas de observación de urgencias, zonas quirúrgicas…)”, añade el trabajo.

Dimensiones insuficientes también en los centros de salud

En los centros de salud, el estudio del Sindicato de Enfermería se ha centrado en las salas donde se realizan las extracciones de muestras biológicas. De ellas, un 29,20 por ciento también tienen unas dimensiones insuficientes comparadas con el estándar óptimo calculado.

Además de estar altamente concurridas (0,52 personas por metro cuadrado), se trata de espacios polivalentes que, con mucha frecuencia, se utilizan también para otros usos. Por ello, suelen tener un exceso de mobiliario (estanterías, pesos, tallímetros…), además de no contar con un circuito diferenciado limpio/sucio. Esto dificulta la labor de los profesionales y pone en riesgo también su seguridad y salud, al igual que la de los pacientes.

De otro lado, un 37,90 por ciento de las habitaciones dobles de las unidades de Neumología de los hospitales estudiados no tienen tampoco las dimensiones adecuadas (19,46 metros cuadrados). Este porcentaje se reduce al 4,30 por ciento en el caso de las habitaciones individuales, cuyas dimensiones adecuadas, según lo estimado, son 9,73 metros cuadrados.

A tenor de todos estos datos, SATSE reclama al conjunto de administraciones sanitarias competentes que destinen la financiación adecuada para estos espacios.