Durante una de las sesiones de pósteres del Congreso de la Sociedad Europea de Oncología Médica (ESMO 2018) se han presentado nuevos datos de eficacia de que Alunbrig (brigatinib). Tal y como informan desde Takeda, se trata de nuevos datos de eficacia intracraneal correspondientes al ensayo clínico de Fase III ALTA 1-L .

En el mismo, se ha demostrado que brigatinib mejora la supervivencia libre de progresión intracraneal y la tasa de respuesta objetiva intracraneal frente al estándar de tratamiento actual, crizotinib, en pacientes con cáncer de pulmón no microcítico localmente avanzado o metastásico con reordenamiento del gen ALK (quinasa de linfoma anaplásico – por sus siglas en inglés) que no han recibido previamente un inhibidor del ALK.

En concreto, en los pacientes con metástasis cerebrales medibles de inicio, el 78 por ciento de los mismos tratados con brigatinib presentaron una respuesta objetiva confirmada a nivel intracraneal, frente al 29 por ciento de los pacientes del brazo de crizotinib. Asimismo,  en los pacientes con metástasis cerebrales no medibles de inicio, el 67 por ciento de los pacientes del grupo de brigatinib presentaron una respuesta objetiva confirmada a nivel intracraneal, frente al 17 por ciento de los pacientes del grupo de crizotinib.

La opinión de los expertos

En palabras de  David Kerstein, director del desarrollo clínico global de  brigatinib de Takeda, “estos resultados adicionales de eficacia a nivel intracraneal del ensayo ALTA-1L son coherentes con la actividad comunicada previamente de brigatinib en pacientes con metástasis cerebrales tratados previamente con crizotinib y demuestran la dedicación de Takeda a la investigación cuyo objetivo es mejorar los resultados de las personas que padecen esta enfermedad grave”.

En cuanto a la explicación del mecanismo de acción, Sanjay Popat, PhD, FRCP, oncólogo médico del Hospital Royal Marsden (Londres), exponía que “el CPNM ALK+ a menudo se disemina al cerebro, por lo que para los médicos y para sus pacientes es importante disponer de opciones terapéuticas que sean claramente eficaces tanto a nivel cerebral como a nivel sistémico. El ensayo ALTA-1L demuestra que el tratamiento con brigatinib retrasa significativamente la progresión de la enfermedad en el cerebro en comparación con crizotinib”.

Cabe recordar que el cáncer de pulmón no microcítico (CPNM) es la forma más frecuente de cáncer de pulmón, responsable de aproximadamente el 85 por ciento de los 1,8 millones de casos nuevos que se estima que se diagnostican cada año en todo el mundo, según la Organización Mundial de la Salud. Los estudios genéticos indican que los reordenamientos cromosómicos en la quinasa de linfoma anaplásico (ALK) son factores clave en un subgrupo de pacientes con CPNM. Se estima que  entre el 3 por ciento y 5 por ciento de los pacientes con CPNM metastásico presenten la  alteración del gen de ALK.