A través del Centro de Atención Integral del Paciente con Diabetes (Caipadi), del Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición “Salvador Zubirán” (INCMNSZ), la Secretaría de Salud brinda atención integral y especializada a pacientes con esta enfermedad para empoderarles en la modificación de hábitos y conductas que contribuyan a mejorar su calidad de vida.

Atención multidisciplinaria

El centro creó un modelo de atención multidisciplinaria en el que los pacientes son atendidos por separado por especialistas de diferentes áreas y en un solo día, con el beneficio adicional de la simplificación en tiempo y costos.

El objetivo de estas evaluaciones multidisciplinarias es reducir las complicaciones que puedan provocar condiciones discapacitantes; identificar y resolver barreras en el alcance de metas de control, y promover el entrenamiento en el autocuidado y la corresponsabilidad en el tratamiento.

Trabajo en equipo para un buen control de la diabetes

Cada paciente acude a sus citas una vez al mes y desde la primera fase se involucra a la familia en el trabajo en equipo con el especialista, a fin de lograr el autocuidado y prevenir complicaciones por la enfermedad.

La diabetes es un padecimiento complejo, silencioso y progresivo, y en su desarrollo influyen los antecedentes genéticos, alimentación inadecuada, sobrepeso y obesidad.

Es necesario que de forma permanente la persona diabética esté bajo control médico para mejorar la calidad de vida.

¿Cómo retrasar el desarrollo de complicaciones?

Cada paciente debe tomar en cuenta cuatro consideraciones básicas: la alimentación sana acompañada de actividad física, como el pilar más importante; exámenes de laboratorio para evaluar el tratamiento de cada paciente; revisiones de rutina de riñones, ojos, pies y otros órganos, y apegarse a los medicamentos para control de glucosa, presión, colesterol y triglicéridos. De esta forma se evitan o se retarda el desarrollo de complicaciones.

Aumentará la incidencia de pacientes con diabetes

En México, la diabetes mellitus es la tercera causa de muerte, con 151 mil 019 fallecimientos en 2020, de acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

En América Latina, poco más de 62 millones de personas padecen esta enfermedad; y la Organización Panamericana de la Salud (OPS) prevé que para 2040 se contabilizarán 109 millones.