La compañía Bristol Myers Squibb (BMS) ha hecho balance de un año de gestión tras su fusión con Celgene a nivel global. La nueva BMS es el resultado “de una de las mayores operaciones de la historia de la industria”, según han informado desde el laboratorio. En la actualidad y en términos financieros, BMS es la quinta compañía farmacéutica más relevante a nivel mundial “por su capacidad de combinar la agilidad de una biotecnológica con el alcance y los recursos de una farmacéutica consolidada”.

El encargado de explicar la estrategia a largo plazo de Bristol Myers Squibb ha sido Roberto Úrbez, vicepresidente y director general de BMS en España y Portugal. En el encuentro también han participado José Cabrera, director médico de BMS en España y Portugal, y Menchu Lavid, directora de Corporate Affairs & Advocacy España y Portugal. La moderadora de la rueda de prensa ha sido la periodista Carme Chaparro.

Roberto Úrbez ha indicado que la estrategia de BMS se basa en tres pilares. Por una parte, ha destacado la sólida franquicia en las áreas de Oncología, Hematología, Cardiovascular e Inmunología. Asimismo, ha resaltado la fortaleza de uno de los pipelines “más amplios y prometedores de la industria”. También ha destacado “el gran talento” del equipo de profesionales que forma parte de la empresa y que “trabaja por y para las personas”.

“Nuestras mayores fortalezas se basan fundamentalmente en el talento y en el compromiso de las personas que conforman esta gran compañía, así como en la solidez y amplitud de nuestro pipeline”, ha resumido Úrbez.

Desarrollo de más de 50 moléculas

Precisamente José Cabrera ha hablado de los principales proyectos de la nueva BMS tras su fusión con Celgene. El director médico ha comentado que ambas compañías suman el desarrollo clínico de más de 50 moléculas relacionadas con más de 40 enfermedades. “La fusión significa que durante el año pasado hemos invertido más de 6.000 millones de dólares en investigación y desarrollo (I+D). Esto representa más del 20 por ciento de la reinversión de los beneficios de la compañía en I+D”, ha dicho Cabrera.

A nivel estatal, BMS ha invertido en España más de 50 millones de euros en un total de 250 ensayos clínicos, especialmente en las áreas de Oncología e Inmunooncología, Hematología, Inmunología, Cardiovascular y enfermedades raras. “Más del 50 por ciento de estos ensayos clínicos están en fases muy precoces”, ha puntualizado el director médico de BMS.

Perspectivas de futuro de Bristol Myers Squibb

Roberto ÚrbezRoberto Úrbez ha destacado el desarrollo de nuevos medicamentos y abordajes únicos en I+D, con la incorporación de las últimas tecnologías. “Apostamos por generar empleo de calidad, diverso e igualitario. Prueba de ello es que el 61 por ciento de nuestros 400 empleados son mujeres”, ha señalado. Asimismo, ha recordado la adquisición de MyoKardia, una compañía biofarmacéutica americana. También ha mencionado la investigación en la próxima generación de opciones terapéuticas como las CAR-T.

En su intervención, Carmen Lavid ha hablado de la responsabilidad social corporativa de BMS y su compromiso “por el bienestar de la sociedad”. En este apartado, la nueva Bristol Myers Squibb colabora con diferentes asociaciones que trabajan para mejorar la vida de personas en situación vulnerable. Además, la Fundación BMS gestiona a nivel internacional una serie de programas e iniciativas “para reducir inequidades en salud”, ha comentado la responsable de Corporate Affairs & Advocacy.