La Secretaría de Salud de la Ciudad de México, Olivia López, aseguró que el reciente brote de sarampión, que inició en el Reclusorio Norte y que fue identificado en marzo del presente año, ahora está controlado.

De acuerdo con la funcionaria, desde el 1° de mayo ya no tenían registro de casos nuevos. En el mes de febrero de 2020 se reportaron más de 70 casos de esta enfermedad en la entidad. Rosa Icela Rodríguez, secretaria de Gobierno, precisó que los afectados en ese momento eran dos presos en dicho penal y dos menores (una niña de 8 años y un niño de 10).

Mientras que Jorge Ochoa, director general de Salud Pública de la ciudad, explicó que algún visitante al reclusorio Norte fue quien pudo llevar el virus. Al estudiar la cepa se identificó que corresponde al tipo que circula en Estados Unidos.

Vacunación para enviar brote de sarampión

Las recomendaciones de la AMIIF y de la OMS es que continúen con la vacunación para evitar brotes de enfermedades que se creían erradicadas.

Las campañas contra el sarampión y la poliomielitis han sido severamente afectadas. Para la primera, la OMS reporta actividades suspendidas en 27 países y, para la segunda, en 38. Por otra parte, al menos 24 millones de personas de 21 países de bajos ingresos están en peligro de dejar de recibir vacunas. En concreto, contra la poliomielitis, el sarampión, la fiebre tifoidea, la fiebre amarilla, el cólera, el rotavirus, el virus del papiloma humano, la meningitis A y la rubéola.

La industria farmacéutica también ha sido una aliado importante ayudando a transformar la salud de 760 millones niños a nivel mundial. Desde la casi erradicación de la poliomielitis, pasando por la distribución masiva de la vacuna pentavalente, hasta las nuevas vacunas que protegen contra el ébola y el cáncer cervical. Más niños han sido inmunizados con una gama más amplia de vacunas que en cualquier momento de la historia.