La Comisión Europea ha lanzado la segunda fase de su campaña para dejar de fumar “Los exfumadores no abandonan”, que en esta ocasión se centra en difundir los beneficios que conlleva dejar el tabaco, tales como una mejor salud y calidad de vida, mejor interacción social y más dinero.

La campaña, que se llevará a cabo en todos los Estados miembros de la UE, se centra sobre todo en ayudar a los jóvenes de entre 25 y 34 años a dejar de fumar y mantenerse alejados del tabaco y hacerse “imparables” en sus vidas sin humo. La primera fase consistió en la puesta en marcha de la plataforma “iCoach”, una herramienta que ayuda a dejar de fumar.

Se quiere, explican los organizadores, que los jóvenes europeos vean de primera mano las herramientas, el asesoramiento y la información que tienen a su disposición.

El propio comisario europeo de Salud, John Dalli, ha reconocido durante la presentación que con esta nueva campaña y su herramienta de apoyo podemos cambiar la vida de las personas y ayudarlas a que sean imparables”, ha asegurado.

Dalli ha mostrado su satisfacción por la acogida de la primera fase de la campaña, ya que han sido más de 500.000 los fumadores que han visitado las páginas de los medios sociales de la campaña en toda Europa. Además, en tres meses hay más 20.000 fumadores que son ya usuarios activos de “iCoach”.

“Un abrumador 77 por ciento de las personas entrevistadas coinciden en que nuestro mensaje está calando”, reconoce el comisario, quien anuncia que seguirán trabajando para que sus campañas sean “convincentes, respondan a demandas de nuestros jóvenes y tengan el impacto deseado”.