Cabozantinib, un inhibidor multiquinasa, ha demostrado su eficacia en el tratamiento de pacientes con cáncer diferenciado de tiroides refractarios al yodo radioactivo previamente tratados con terapias antiangiogénicas. Estos  actualmente no disponían de ninguna posibilidad de tratamiento adicional. Cabozantinib se emplea en el tratamiento de algunos tumores y había demostrado eficacia en cáncer medular de tiroides.

Estos resultados han sido posibles gracias al estudio de fase III COSMIC-311. Este ha sido liderado por Jaume Capdevila, responsable de la unidad de tumores neuroendocrinos del Hospital Universitario Vall d’Hebron. El mismo ha coliderado con investigadores de referencia mundial en cáncer de tiroides. . Los resultados de este estudio han sido presentados en el marco del congreso anual de la Sociedad Americana de Oncología Clínica (ASCO).

Cabozantinib en cáncer de tiroides

El cáncer de tiroides diferenciado es el tumor endocrino más frecuente. Tiene buen pronóstico con supervivencias superiores al 85 por ciento. Actualmente la extirpación del tumor con cirugía el principal tratamiento para la mayoría de estos cánceres. Sin embargo, en algunos pacientes que presentan diseminación a los ganglios linfáticos o a sitios distantes es necesario el uso de yodo radiactivo. Algunos de estos pacientes, no obstante, acaban por no responder a este tratamiento y el tumor vuelve a crecer.

Cabozantinib bloquea los receptores de VEGF (VEGFR), además de otras vías metabólicas importantes para la formación de los tumores. Su capacidad de inhibir dianas que otros fármacos no tienen, como c-MET, es una de sus principales diferencias.  es capaz de revertir la resistencia a otros inhibidores de la angiogénesis

“Estos resultados son muy relevantes porque los pacientes en los que se ha demostrado la eficacia de cabozantinib no disponen actualmente de ninguna opción de tratamiento que haya demostrado un impacto en el control de la enfermedad” apunta Jaume Capdevila. “Gracias a este estudio, ahora existe una nueva herramienta en nuestro arsenal terapéutico que ayuda a aumentar de forma significativa su supervivencia”. De esa forma se  abre una nueva opción de tratamiento para pacientes para los que ya no había otras posibilidades.