Nueve de cada diez médicos advierten que los pacientes con diabetes mellitus tipo 2 (DM2) sufren riesgo cardiovascular, y al 75 por ciento los problemas cardiovasculares son la complicación asociada a la enfermedad que más les preocupa. Éstas son algunas de las principales conclusiones de la "Encuesta Creencias y Actitudes sobre la Diabetes" realizada por la Alianza Boehringer Ingelheim y Lilly en Diabetes. 

Otras conclusiones de la misma encuesta confirman que a pesar de la gravedad de las complicaciones cardiovasculares asociadas a la DM2, los profesionales sanitarios aseguran que los pacientes sólo siguen el 65 por ciento de sus recomendaciones, aunque reconocen que sí son cumplidores a la hora de acudir a las citas médicas. Más del 90 por ciento de los médicos encuestados recomienda mantener hábitos alimenticios saludables y hacer ejercicio regular, dos de los pilares claves en el tratamiento de la diabetes.    

La diabetes se ha convertido en un grave problema global que, en el 2015, causó la muerte de cinco millones de personas en el mundo. Uno de cada once adultos la padece, prevalencia que va en aumento y se estima que en el año 2040 será de uno de cada diez. Además entre el 50 y el 80 por ciento de las muertes en pacientes diabéticos se debe a enfermedades cardiovasculares y la esperanza de vida se llega a reducir de media hasta en doce años en personas con diabetes y elevado riesgo cardiovascular. 

Según los especialistas consultados, la mayoría de pacientes con DM2 presenta los mismos factores de riesgo y características: tienen unos malos hábitos alimenticios, no se preocupan por su salud, llevan una vida sedentaria y no realizan ejercicio. Además, la mayoría de profesionales sanitarios comparte que este tipo de pacientes suelen tener problemas relacionados con el colesterol y la hipertensión así como cardiovasculares. Y todo ello lleva a nueve de cada diez médicos a considerar que la DM2 es una enfermedad que afecta notablemente a la calidad de vida de los pacientes.

De la encuesta también se desprende que el endocrino es el profesional sanitario que atiende a la mayor carga de pacientes con diabetes tipo 2 y también son considerados los especialistas de referencia.

Los pacientes se muestran ávidos de información sobre la diabetes, quieren saber cómo cuidarse y especialmente les preocupa cómo mantener su calidad de vida. En este sentido, dos de cada tres pacientes están interesados en conocer campañas educativas. La información sobre la enfermedad, su prevención y riesgos, y los hábitos higiénico-dietéticos son los aspectos más demandados. No obstante, sólo un 13,6 por ciento valora recibir información sobre riesgos cardiovasculares, aunque sea una de las principales preocupaciones de los médicos encuestados. En este sentido, los resultados de la encuesta ponen de manifiesto la necesidad de impulsar campañas de comunicación sobre los riesgos cardiovasculares en la DM2.

Decisión de tratamiento

Los especialistas consultados coinciden en afirmar que existe una notable necesidad de nuevos fármacos para el tratamiento de la diabetes tipo 2. Asimismo, aunque nueve de cada diez profesionales afirman que los pacientes tienen complicaciones cardiovasculares, a la hora de decidir el tratamiento se tiene en cuenta especialmente la seguridad y disminución de complicaciones microvasculares, así como la presencia de factores de riesgo asociados como la obesidad, mientras que es el cardiólogo el que mayoritariamente manifiesta contemplar la existencia de complicaciones macrovasculares. 

En la encuesta se entrevistó mediante un cuestionario online a los distintos especialistas involucrados en el tratamiento de la DM2: 201 médicos de Atención Primaria, 81 internistas, 62 endocrinos y 61 cardiólogos. El trabajo de campo se realizó del 19 de septiembre al 21 noviembre del 2016. El diseño muestral se hizo en base a una cobertura nacional con seis puntos de muestreo para intentar  representar  a la totalidad del mercado.