E.P. Madrid.- Cada enfermo con bronquitis crónica o efisema pulmonar supone un gasto de unos 2.000 euros al año en tratamientos, cantidad que "puede llegar a multiplicarse por cinco en casos extremos". Además, esta patología supone el 2 por ciento del presupuesto de la Sanidad pública en España y equivale al 0,25 por ciento del producto interior bruto (PIB), según ha informado la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (SEPAR).

El doctor J.F. Carboneros, miembro del área de infecciones respiratorias de la SEPAR, insistió en que la "EPOC es una de las enfermedades con mayor incidencia en la sociedad occidental". Además, destacó que es la responsable del 7 por ciento de los ingresos hospitalarios y del 35 por ciento de las incapacidades laborales definitivas.

Según el experto, esta enfermedad ocasiona entre el 10-12 por ciento de las consultas de Atención Primaria y el 35-40 por ciento de las que tienen lugar en los servicios especializados de Neumología.

En concreto, en España se estima que la bronquitis afecta a un 9 por ciento de las personas mayores de 40 años y a un 25 por ciento de los mayores de 65. Actualmente, hay 1,3 millones de españoles afectados por esta dolencia, "aunque un alto porcentaje no está diagnosticado", según la SEPAR.

Asimismo, esta Sociedad Científica recordó que la EPOC es la cuarta causa de muerte con 33 fallecimientos al año por cada 100.000 habitantes. En este sentido, Carboneros insistió en que "de no existir el hábito del tabaco, esta patología se erradicaría".

En cuanto al tratamiento farmacológico, el especialista explicó que a base de broncodilatadores y corticoides, junto a otras medidas como rehabilitación respiratoria y oxígeno externo ayudan al paciente a mantener su nivel respiratorio y atajar la enfermedad. Sin embargo, "la capacidad pulmonar que ya se ha perdido no se recupera".