Con el objetivo de prevenir el cáncer de colon, la Fundación Española del Aparato Digestivo (FEAD) ha puesto en marcha la campaña de concienciación ‘Cuidatex5’. La finalidad es ampliar el conocimiento y concienciar a los ciudadanos sobre la importancia de los cinco tipos de cáncer en el aparato digestivo. Estos son el cáncer de estómago o gástrico, de páncreas, de hígado, de colon y de esófago. Además de visibilizar contenidos específicos para cada tipo de cáncer, en esta ocasión se centra en la prevención del cáncer de colon. El proyecto cuenta con la colaboración de Laboratorios Vilardell.

Mileidis San Juan Acosta es la responsable del comité de Actividades Fundacionales de la FEAD. Según ha dicho, la Fundación quiere “potenciar la prevención contra el cáncer. Por una parte, la prevención primaria, que consiste en reducir la incidencia de la enfermedad a través de evitar la exposición a determinados factores causales cuya presencia es necesaria o favorece la aparición de la enfermedad oncológica. Por otra parte, la prevención secundaria, que trata de detectar lo antes posible los tumores en personas sanas para que, a través de una intervención apropiada en esta fase precoz, se pueda modificar la historia natural de la enfermedad”.

Prevenir el cáncer de colón

Los tumores digestivos provocan alrededor de 30.000 muertes al año en España, según la Fundación. Modificar o evitar los factores de riesgo, la detección y el tratamiento temprano reducen su mortalidad. LaSociedad Española de Oncología Médica (SEOM) ha calculado el número de nuevos casos de cáncer del tubo digestivo diagnosticados en España en 2020. Han sido: esófago 2.383, estómago 7.577, cáncer colorrectal 44.231, hígado 6.595 y páncreas 8.338.

La FEAD ha comentado que en algunos tipos de cáncer, como el colorrectal, ha mejorado la detección precoz. Por ello, disminuye la mortalidad. Debido a la combinación de estos factores, se puede dar el caso de que a pesar de que la exposición a factores de riesgo no varíe a lo largo del tiempo, el número absoluto de casos aumente debido al aumento poblacional y/o envejecimiento. Los hábitos relacionados con el tabaco han modificado las estadísticas. La incidencia ha disminuido entre los hombres, pero ha aumentado en mujeres. También han influido otros factores como el relativo estancamiento poblacional a partir de 2008 o los programas de detección precoz.