El consejero de Sanidad del Gobierno de Canarias, José Manuel Baltar, ha afirmado que hablará con los diferentes equipos del área para decidir si es precisa la colaboración público-privada para reducir las listas de espera. "Nosotros llevamos un programa de trabajo con unos plazos. A día de hoy no hemos hablado todavía con nadie que tenga relación con los programas de colaboración público-privada", dijo.

En declaraciones a los medios de comunicación con motivo de la toma de posesión de nuevos cargos de la Consejería de Sanidad, Baltar añadió que su departamento está centrado en hablar con sus propios equipos y en determinar sus capacidades. "Y una vez que estén claras nuestras capacidades –continuó– decidiremos si realmente es preciso o no sacar niveles de concertación a la calle".

Cuestionado sobre las voces sindicales que piden que se revoque su nombramiento por ser un ‘peligro para la salud pública’, el consejero esperó que pueda acabar convenciéndoles de que están en un error y de que no es ninguna "amenaza".

"Puedo entender (que su nombramiento) suscite suspicacias en gente que no conozca mi trayectoria profesional. He sido gestor durante 16 años en instituciones públicas y además he sido profesor asociado en la universidad donde manifestaba mis ideas a muchas generaciones de alumnos. Quien me conozca sabrá que los miedos que algunos tienen, no son correctos", aseveró.