La Organización Panamericana de la Salud (PAHO) estima que nueve de cada diez personas se contagiarán por el Virus de Papiloma Humano en algún momento de su vida, esto potencia el riesgo de desarrollar Cáncer Cervicouterino, así como cáncer de vulva, vagina, pene, ano y orofaríngeo.

El doctor Jorge García Alemán, Gerente Clínico y de Consultoría de Becton Dickinson (BD), aclara que actualmente el CaCu es la segunda causa de muerte en mujeres, por lo cual es importante hacer un llamado a otros médicos para detectarlo a tiempo.

Más de 100 tipos de VPH

El VPH tiene más de 100 genotipos, pero solo 14 son de alto riesgo para el desarrollo de CaCu; concretamente los genotipos 16, 31, 33, 45 y 18 representan riesgo para el 80% de las formas de cáncer invasivo. Aquí radica la importancia de estudiar los distintos genotipos ya que cada uno presenta un riesgo diferente para progresar a CaCu.

Es importante aclarar a las pacientes Sin VPH no hay CaCu, pero tener VPH no significa tener CaCu y que se transmite durante el contacto con una zona infectada del cuerpo, incluyendo el sexo sin protección por vía vaginal, anal y oral, por lo tanto estos comportamientos son un factor de riesgo.

El cáncer cervicouterino no causa síntomas

Aunque en sus primeras etapas el CaCu no causa síntomas, las pacientes deben ser consientes de hacer una revisión anual a través de "tres pautas clave: vacunación contra VPH, uso de condón, tamizaje y tratamiento oportuno”, añadió el especialista.

El Sector Salud ofrece pruebas de Papanicolaou a mujeres de entre 25 y 34 años, así como un esquema de detección con prueba de VPH; este es para mujeres de 35 a 64 años, lo que lo hace accesible para todas.

Vacunación contra el VPH puede eliminar el CaCu

Este año la OMS llama hacer historia con la erradicación del VPH a través de la vacunación, y la detección de lesiones precursoras, tal como con seguimiento y tratamiento adecuados. Esto ayuda de manera significativa la futura eliminación del CaCu.

En México la vacuna contra el VPH forma parte del Esquema Nacional de Vacunación desde el año 2012. Contempla dos dosis para niñas de quinto año de primaria u 11 años, sin embargo de manera recurrente hay desabasto de la misma en los centros se salud pública descentralizados.