En el marco del Día Mundial de la Lucha Contra el Cáncer de Pulmón, la Asociación Respirando con Valor realiza un llamado a la comunidad médica respecto a esta neoplasia que anualmente cobra la vida de alrededor de 8 mil mexicanos y que va en aumento.

Una de las principales complejidades del cáncer de pulmón es la detección tardía, pues por lo general, cuando empiezan los síntomas como pérdida del apetito, tos y dolor, quiere decir que el tumor ya está en etapa avanzada y con un pronóstico de sobrevida de un año.

Incluso, los pacientes suelen llegar en las etapas tres y cuatro, con una importante afección en otros órganos, es decir, metástasis.

Por ello, es importante señalar a los médicos generales los síntomas más comunes como ronquera, pérdida de peso, dificultad para respirar, cansancio o debilidad, infecciones como bronquitis o neumonía que no desaparecen o son recurrentes y tos que no se quita o empeora.

La estigmatización del tabaquismo

Otro de los problemas que enfrentan los pacientes diagnosticados con esta patología es la estigmatización basada en mitos y prejuicios, pues se piensa que este cáncer es el resultado de una adicción al tabaco. Sin embargo, los factores de riesgo son múltiples y en ocasiones están condicionado a factores sociales como las condiciones de pobreza, vivienda, educación, ocupación, ingresos, sexo, cultura, entre otros.

Por ejemplo, se estima que el 20% de la población mexicana utiliza leña para cocinar sus alimentos y calentar sus hogares, principalmente en zonas rurales. Esto se ve reflejado en que en el centro y el sur del país, la incidencia del cáncer de pulmón se estima principalmente entre mujeres que usan cocinas de leña.

Por otro lado, en el norte de la república, existe una alta incidencia entre parrilleros hombres, que pasan mucho tiempo frente a parrillas de carbón.

La exposición a sustancias tóxicas en el lugar de trabajo es otro de los factores de riesgo a considerar para prevenir riesgos a la salud de personas expuestas a agentes contaminantes en su ambiente laboral como: arsénico, arseniato de calcio, asbestos y clorometil metil éter.

Para la Asociación Respirando con Valor mediante el Sensorama “Vivir con Cáncer de Pulmón” es importante empatizar en los sentimientos de miedo, incertidumbre, angustia, ansiedad, tristeza, depresión, negación y enojo que en ocasiones experimentan tras ser diagnosticados.

Detección oportuna y tratamiento

Es de suma importancia promover la detección oportuna desde la sospecha del médico general para que reciban la atención adecuada y el tratamiento que sea más conveniente para cada persona.

Entre estos tratamientos están:

  • Cirugía para eliminar el tumor en una parte del pulmón o extirparlo.
  • Radioterapia para destruir las células cancerosas por medio de haces de energía de gran potencia.
  • Quimioterapia, utiliza medicamentos para destruir dichas células.
  • Terapias dirigidas que se enfocan en anomalías específicas de las células cancerosas.
  • Inmunoterapia (I-O). Consiste en el uso de medicinas para ayudar al propio sistema inmunitario de las personas para que reconozca y destruya las células cancerosas con más eficacia.

Es importante resaltar que nuestra tarea como sociedad es dar importancia no solo al padecimiento, sino también a eliminar el estigma de las personas con cáncer de pulmón.