Con motivo del Día Mundial del Cáncer, el Grupo Español de Pacientes con Cáncer (GEPAC), la Sociedad Española de Hematología y Hemoterapia (SEHH), la Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM) y AstraZeneca han celebrado un encuentro con el lema ‘El cáncer no espera, tú tampoco deberías’. En él, pacientes, sociedades médicas y AstraZeneca han dialogado sobre el efecto que la pandemia de la COVID-19 ha tenido en el cáncer, y es que esta enfermedad, sigue siendo la segunda causa de muerte por delante de las enfermedades infecciosas, entre las que se incluye el coronavirus, según matizan. Un diagnóstico precoz de un cáncer conlleva un mejor pronóstico de la enfermedad. Por ello, no hay que dejar de investigar ni de hacerse revisiones recuperando programas de cribado, el diagnóstico precoz en un tiempo óptimo y los abordajes multidisciplinares.

Según un informe elaborado por SEHH y SEOM, y otras sociedades científicas, durante los meses de confinamiento (marzo-junio del pasado 2020) se redujo el número de nuevos pacientes en las consultas en un 21% con relación al mismo período del año anterior. Además, el número de pacientes atendidos en hospitales de día descendió de media en un 14% y el número de pacientes en quimioterapia en un 9,5%.

Este encuentro se ha desarrollado en el marco de la campaña ‘Una nueva normalidad, el mismo cáncer’, cuyo objetivo es concienciar a la población sobre la necesidad de acudir a las revisiones médicas y favorecer el diagnóstico temprano del cáncer para un mejor pronóstico de la enfermedad.

Moderado por Javier Tovar, director de EFE Salud, han participado Begoña Barragán, presidenta del Grupo Español de Pacientes con Cáncer (GEPAC); el Dr. Ramón García Sanz, presidente de la Sociedad Española de Hematología y Hemoterapia (SEHH); la Dra. Enriqueta Felip, presidente de la Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM) y Marta Moreno, directora de Asuntos Corporativos y Acceso al Mercado de AstraZeneca.

Tovar ha enfatizado que el cáncer es una enfermedad muy prevalente, con un fuerte impacto sanitario y social. Una patología que debe permanecer como prioridad en las agendas sanitarias. El COVID sigue con nosotros, pero el cáncer también, ha insistido.

Así apunta en que hay que profundizar en muchas enfermedades, no solo en el COVID. La Sanidad española está preparada y tiene que responder, ha recalcado.

Hay que reactivar la Primaria

Por su parte, Barragán ha resaltado que se han producido muchos retrasos en los diagnósticos y se va a llegar tarde en muchos casos.

Hay que hacer un énfasis especial en los diagnósticos. La Primaria está mal. Además, también ha resaltado la soledad de los pacientes oncológicos. Hay que trabajar los espacios emocionales.

La experta asegura que no hay que echar solo la culpa al COVID porque los retrasos y demás ya estaban también. Con lo que no puede ser una excusa por parte de las administraciones. Se tarda mucho en aprobar fármacos, en financiar… son muchos los problemas que hay por delante. Los médicos están haciendo grandes esfuerzos, pero no es bastante. No hay que callar para remediar esta situación que tenemos.

También hay un problema de equidad, porque no todo lo que se aprueba está en todos los hospitales, con lo que hay muchas veces que mover a los pacientes de unos sitios a otros e inventar soluciones. Así la experta profundiza que una cosa es que estén los fármacos aprobados y otra que estén disponibles para todos los que lo necesitan. Y muchas veces son criterios economicistas, ha enfatizado. Hay diferencias de tratamiento, por supuesto, a criterio facultativo, pero solo tendría que ser por criterio médico, no por otros tipos que muchas veces lamentablemente se están siguiendo.

Barragán, por otro lado, también ha resaltado que la tecnología es importante, hay que usarla como complemento donde se pueda, pero la visita presencial no se puede sustituir.

En conclusión, desde cada una de las posiciones no hay que dejar de pasar la enfermedad.

Mensaje de optimismo

García Sanz ha informado que ha habido una reducción en el diagnóstico del cáncer del 21% en el momento de la primera ola en España, es decir, 1 de cada 5 personas con cáncer ha sufrido la enfermedad sin saberlo.

También ha resaltado que en el diagnóstico no se pueden hacer restricciones. En este sentido hay que reactivar la Primaria, porque es donde empieza todo. Es responsabilidad de todos poner de nuevo esto en marcha, apunta.

Sanz ha explicado que las consultas ya están a pleno rendimiento, y cada vez hay más ensayos clínicos, pero aún no estamos como deberíamos estar. Hay una media de retrasos de 18 o 19 meses. Si un fármaco es bueno para un paciente, lo es desde el primer mes, no el 18, ha recalcado. Así ha recordado que el hecho de que se apruebe un fármaco no significa que se le vaya a poner a todos los pacientes. Los médicos somos los que decidimos si un fármaco es bueno para nuestro paciente o no. Se llama capacidad de prescripción, añade.

En cuanto a bajar en supervivencia, el experto incide en que hacer predicciones es muy arriesgado, pero se muestra optimista. Es cierto que la pandemia nos ha perjudicado, pero se sigue una línea de mejora continua. La investigación ha seguido, hay mejoras tecnológicas, etc.

El especialista quiere ser positivo y afirma que cada vez hay mas posibilidades de hacer diagnósticos y hemos ido viendo cómo el cáncer va a mejor y hay más opción de avance.

El cáncer tiene que ser prioritario

La Dra. Enriqueta Felip ha afirmado que estos dos años de pandemia han sido muy duros. En la primera ola hubo una disminución de diagnósticos de alrededor del 20%. Por lo que ha recordado que la prevención es fundamental.

Hay que aprender que la comunicación ha sido muy importante. Hay que fortalecer los canales con los pacientes.

La actividad en los hospitales está a pleno rendimiento, pero hay que ser ágiles. La situación en los hospitales es similar a la del 2019. Hay mucho que avanzar, pero ya hemos alcanzado la normalización.

También ha recalcado que la transparencia ayudaría a que se tuvieran tiempos mas competitivos.

Afortunadamente la supervivencia de los pacientes con cáncer en nuestro país es parecida a la de los países más desarrollados de nuestro entorno. Por lo tanto, hay muchos avances y hay que seguir trabajando para integrarlos. Hay que seguir creciendo para tener un tratamiento multidisciplinar de gran excelencia. Porque, como ha recordado la profesional, en 2022 se van a diagnosticar 280.000 casos de cáncer en España. Por ello, hay que seguir trabajando intensamente en equipo; investigar para entender bien el cáncer; prevenir y poner el foco en que el screening siga estando abierto y que realmente haya adherencia al mismo. Es muy importante que en los próximos años trabajemos para garantizar y medir la equidad en el acceso y los cuidados.

Grandes profesionales en España

Marta Moreno ha incidido en que hay que trabajar que los enfermos se sientan más seguros. Y es que se trata de otra pandemia que hay que gestionar. Así, hay dos puntos claves: qué pueden hacer los pacientes para mejorar la situación y qué necesitan para poderlo hacer, teniendo la seguridad de que van a estar protegidos.

En este sentido, lo que necesitamos es que los políticos y gestores les abracen y den esa facilidad. Por lo que ha recordado que hay una responsabilidad por parte de las instituciones de concienciación y no se retrasen los diagnósticos. La innovación está disponible en hospitales, pero hay otra que está por llegar y pueden cambiar el curso de las enfermedades.

La especialista ha resaltado que vivimos en una situación sin precedentes, parte por el COVID, pero otra que viene desde hace años. La realidad que tenemos es que el tiempo medio para conseguir precio y reembolso de las moléculas es de 19 meses.

En el área de oncología el 100% de lo que se aprueba en innovación viene con alguna restricción, es decir, limitación a la que pueda llegar a la población a la que va dirigida. Podríamos trabajar de manera diferente con las autoridades, ha opinado. Hay una situación crítica y sin precedentes, ha expuesto.

En definitiva, la experta es positiva, ya que “estamos muy comprometidos con intentar que el cáncer se cronifique lo antes posible en todo su contexto. Es complejo llegar a curar la enfermedad”.

Moreno insiste en que tenemos a los mejores profesionales del mundo en España. Estamos en un buen país con un buen sistema, recalca. De cara a las instituciones, lo que resaltaría es trabajar más unidos y con más transparencia.