Redacción, Alicante.- Entre los 35 y los 64 años, el cáncer es la principal causa de mortalidad en mujeres, especialmente el cáncer de mama, de ovario y cérvix, según los datos que se recogen en el Informe de la Comisión Europea del 22 de mayo de 1997, sobre el estado de salud de las mujeres en la UE. En el caso concreto del cáncer de mama, cada año mueren en los países de la Unión Europea alrededor de 837.000 pacientes y se estima que el número de nuevos diagnósticos anuales es de 1.300.000. Estos datos recordados durante XXVI Reunión de la Sección de Ginecología Oncológica y Patología Mamaria de la Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia (SEGO) celebrado en Alicante.

Debido a la relevancia de estas cifras, durante este encuentro científico, los especialistas han señalado que ganar la batalla a esta enfermedad pasa por el empleo de opciones terapéuticas cada vez más personalizadas y específicas. Además, al margen de que es fundamental individualizar el tratamiento para cada una de las pacientes, los expertos consideran también que debe diseñarse una estrategia terapéutica que contemple a partes iguales eficacia/supervivencia y calidad de vida. En este sentido, la doctora Laura Biganzoli, perteneciente al Servicio de Oncología Médica del Hospital italiano de Prato, y asistente en este encuentro científico, ha indicado que "es necesario buscar nuevas opciones que además se administren de forma personalizada atendiendo a cada mujer y cada tumor,buscando la mayor eficacia y comodidad".