El cáncer de vejiga urinaria es el undécimo cáncer más común en el mundo y para los hombres es el octavo. Cada año se diagnostican en el mundo 336.000 nuevos casos. Aproximadamente el 70% de todos los cánceres vesicales recién diagnosticados son tumores superficiales y por ello, el tratamiento puede ser intravesical (BCG administrada directamente dentro de la vejiga). BCG (Bacillus Calmette-Guérin), es un agente inmunoterapéutico. Nuevas evidencias demuestran que el tratamiento de mantenimiento con BCG para los pacientes con cáncer superficial de vejiga puede disminuir su progresión en un 37%. La conclusión del meta-análisis publicado en noviembre en el Journal of Urology es la siguiente: el tratamiento de mantenimiento con BCG reduce el riesgo de progresión en los pacientes afectos de cáncer superficial de vejiga.

El meta-análisis se diseñó para determinar la eficacia del tratamiento con BCG intravesical comparado con otros tratamientos que no incluían BCG. El Dr. Sylvester evaluó a 4863 pacientes procedentes de 24 ensayos clínicos aleatorizados con información acerca de su progresión, de los cuales 2658 pacientes fueron tratados con BCG, OncoTICE, la cepa TICE de BCG fue la más frecuentemente utilizada (38,9%) de todas las diferentes cepas de BCG. El meta-análisis demostró que menos de un 4% de pacientes tratados con BCG progresaron y, se observó una reducción de la progresión en el 27% de los casos. El efecto producido por BCG en diferentes tipos de tumores (papilares, carcinomas in situ) fue similar, aunque sólo los pacientes en tratamiento de mantenimiento con BCG se beneficiaron de un 37% de reducción en la progresión.

"A pesar de toda la heterogeneidad en los regímenes de mantenimiento fuimos capaces de demostrar una diferencia". Esto es lo que el Dr. Sylvester afirmó en el 17º Congreso de la Asociación Europea de Urología en Birmingham, donde se presentó esta información por primera vez. Asimismo, confirmó que: "los beneficios potenciales en tumores papilares de alto riesgo y riesgo intermedio así como en CIS (carcinoma in situ), pesan más que sus posibles riesgos". La conclusión del análisis del Dr. Sylvester, Dr. van der Meijden y Dr. Lamm, fue que: "el efecto beneficioso de BCG sólo se producía si se había utilizado tratamiento de mantenimiento. El tratamiento de inducción por sí mismo es subóptimo y no influye en la progresión".

El artículo destaca que BCG es el tratamiento de elección para los pacientes con tumores papilares de alto riesgo y riesgo intermedio así como para los pacientes afectos de carcinoma in situ (CIS).

OncoTICE, cepa TICE de BCG está indicado para los pacientes con cáncer superficial de vejiga.