La Consejería de Sanidad de Cantabria reconoce que los resultados de las últimas oposiciones de médicos de familia celebradas recientemente, correspondientes a la Oferta Pública de Empleo de 2015 y que se han saldado con solo un 9 por ciento de aprobados, según los resultados provisionales, «no cumplen las expectativas», por lo que convocará «lo más rápidamente posible» las plazas que queden vacantes.

«Esto es lo único que podemos hacer la Administración», ha afirmado la titular de Sanidad del Gobierno regional, la socialista María Luisa Real, quien ha señalado que en las pruebas celebradas «se ha cumplido la normativa» en relación a los integrantes del jurado. Real ha defendido la «total autonomía» con la que han contado los miembros de este jurado para elaborar el test y ha subrayado que «en ningún momento han participado ningún cargo» directivo de la Consejería de Sanidad y del Servicio Cántabro de Salud.

La consejera ha garantizado que el «objetivo» de esta convocatoria era que todas las plazas de médico de familia ocupadas por interinos pasasen a ser ocupadas por titulares de las mismas y es por ello por lo que, según ha explicado, una vez que se conozcan los resultados definitivos y las plazas que de las 45 convocadas quedan vacantes se llevará a cabo una nueva convocatoria con las mismas bases.