E.P., Santander.- La mejora de la calidad de la asistencia y de la accesibilidad de los usuarios a los servicios sanitarios son dos de los objetivos esenciales que se marcan, para este año 2003, los contratos de gestión de Atención Primaria firmados en Santander por el consejero cántabro de Sanidad, Consumo y Servicios Sociales, Jaime del Barrio; el director gerente del Servicio Cántabro de Salud (SCS), José Alburquerque; y los gerentes de las tres áreas, María Jesús Cabero (Gerencia Santander-Laredo), Benigno Caviedes (Torrelavega-Reinosa) y José Franco (061).

Del Barrio explicó que de esta forma, con la firma de los contratos, las distintas gerencias se comprometen a trabajar este año para mejorar la "accesibilidad" de la prestación, especialmente para lograr atender en el mismo día a los usuarios que así lo requieran e incluso a los pacientes que acudan sin cita previa, todo ello con el propósito de que "no existan demoras en Atención Primaria".

Junto a ello, se apostará, según el consejero, por la mejora continua de la "calidad" como "algo consustancial a la actuación del profesional", así como por "el impulso" de la gestión y de los "modelos globales de mejora" de la organización. Así, se pretende dar respuesta a una "exigencia de los ciudadanos" desde la "ética del bien común y de la evidencia científica".

En relación con la Atención Especializada, los contratos buscan una descentralización de los pactos de consumo de interconsultas. Además, se promoverá la atención domiciliaria, tanto de los médicos como del personal de enfermería, en los ámbitos curativos, de prevención de la enfermedad y de promoción d la salud.

Por lo que respecta a la Gerencia del 061, Del Barrio explicó que sus objetivos se centrarán en mejorar la transmisión de información clínica entre niveles, tanto entre dicho servicio y Atención Primaria, como con la Especializada.

En cuanto al ámbito de farmacia, se potenciará el uso racional del medicamento, sirviéndose para ello de los sistemas electrónicos de prescripción, de la actualización de la guía farmacoterapéutica a medios informáticos y de la implantación del nuevo programa informatizado de gestión de talonarios.

Todas estas acciones se completarán, además, con la formación e información de los profesionales, que recibirán un ejemplar del Plan de Formación y del contrato de gestión de su correspondiente Gerencia.

Por otra parte, el consejero explicó que para constatar el cumplimiento de dichos objetivos se realizará además, en el tercer trimestre del año, una encuesta de satisfacción de los usuarios, que se sumará a la evaluación de resultados intermedios, puesta en marcha en 2002, y que permitirá consolidar actuaciones tendentes a conocer y mejorar el grado de las patologías.