E.P. Santander.- Los contratos de las Gerencias de Atención Especializada en Cantabria para 2003 establecen entre sus objetivos la reducción de las demoras en listas de espera y la obtención de certificaciones de calidad para diferentes servicios, entre otros compromisos de carácter clínico, planificador y evaluador, tendentes todos ellos a la mejora de la calidad y de la accesibilidad de los ciudadanos.

Estos contratos, que constituyen el marco de referencia para 2003 en dichos servicios, han sido suscritos por el consejero de Sanidad, Consumo y Servicios Sociales, Jaime del Barrio; el director gerente del Servicio Cántabro de Salud, José Alburquerque; y los gerentes de los tres centros hospitalarios, Alfonso Flórez (Valdecilla), Marta González (Sierrallana) e Ignacio Garbizu (Laredo).

Entre los objetivos esenciales de los contratos, destacan los que fijan los tiempos máximos de demora en listas de espera que, según explicó Jaime del Barrio, se pretende que no superen en ningún caso los seis meses en las listas de espera quirúrgica y de dos en el caso de cirugía cardiaca.

Del mismo modo, para consultas externas se fija una demora máxima de sesenta días, para mamografía diagnóstica y TAC de 18 días y para ecografías de veinte días. Además, los pacientes preferentes no esperarán más de quince días y los que revistan alguna patología grave serán atendidos "de forma urgente y prioritaria". Igualmente, se ofrecerá información a los pacientes sobre los plazos previstos de demora en cirugía ordinaria programada.

Del mismo modo, se trabajará en la disminución de la estancia media preoperatoria, en el incremento de los procesos quirúrgicos resueltos de forma ambulatoria y en el aumento de las consultas de alta resolución, agregó el consejero.

Calidad

Por lo que respecta a la calidad, se intentará lograr la certificación ISO 9000-2000 para varios servicios asistenciales y se pondrán en marcha planes de calidad de Radiodiagnóstico, Medicina Nuclear y Radioterapia, con el objetivo de garantizar la seguridad.

Por otra parte, se adecuarán los centros hospitalarios a las normativas sobre el uso del tabaco y, al mismo tiempo, se promoverá la participación activa del personal sanitario en los programas de deshabituación. La implicación de los profesionales también se buscará en el conjunto de los objetivos de los contratos, impulsando para ello fórmulas de gestión clínica, acuerdos de objetivos por unidades y mediciones de resultados en ganancia de salud.

Finalmente, también son reseñables, dentro de los compromisos para este año, la puesta en marcha de un sistema de autodonación de hemoderivados para cirugía programada y el uso racional del medicamento y la prescripción por principio activo. Además, dentro de las labores de coordinación de continuidad asistencial entre niveles se pondrán en marcha dos vías clínicas en Atención Primaria y Especializada, una de ellas sobre lumbalgia y otra aún por determinar.

En definitiva, se pretende con todo ello, según Del Barrio, mejorar la accesibilidad a la prestación facilitando el acceso al servicio y dando respuesta a los procesos programados en plazo de tiempo razonable.

Gestión clínica

Para José Alburquerque, 2003 puede ser el año "clave" para unificar la gestión y los procesos clínico y alcanzar así una "gestión clínica", entendida como el "uso adecuado de los recursos" para la prestación de un buen servicio.

También consideró que será un año adecuado para resolver la continuidad asistencial y la diferencia entre niveles de atención y para aumentar "en cantidad y calidad" el número de pruebas solicitadas desde Atención Primaria. En cuanto al balance de 2002, subrayó que los objetivos marcados en los contratos para los tres hospitales se cumplieron aproximadamente en un 80 por ciento.

Informatización de las agendas de consultas y pruebas

Asimismo, el Servicio Cántabro de Salud completará a lo largo del presente año la informatización de las agendas de consultas y de las pruebas complementarias más importantes, como son, por ejemplo, los servicios de Diagnóstico por Imagen, Ecografías y Ecocardiografías gestionadas por servicios asistenciales, Pruebas Funcionales y Endoscópicas y Neurofisiología Clínica.

Al mismo tiempo, se acometerá la apertura de agendas de consultas externas y pruebas complementarias, de tal manera que cada paciente pueda recibir fecha y hora personalizada de consulta y prueba complementaria, en el momento que lo solicite y en tiempo real, desde los propios centros de salud. Precisamente la conclusión de la informatización de los centros de salud es otro objetivo del SCS para 2003, dentro del ámbito de la Atención Primaria.

En este caso, se prevé que en el primer semestre del año puedan estar concluidas dichas labores, dado que ya el pasado 2002 se avanzó de forma notable en la informatización de los centros de salud y de los consultorios rurales de mayor volumen.

Este proceso de informatización sentará las bases tecnológicas necesarias para poder implantar en adelante la receta electrónica, la cita previa centralizada, la tarjeta sanitaria digital y la posibilidad de aplicar la telemedicina para el envío de imágenes entre centros de Atención Primaria y Especializada.