Miguel Javier Rodríguez ha hecho balance de los seis meses que lleva al frente de la Consejería de Sanidad de Cantabria en el encuentro ‘Ciclo de Conferencias sobre la Calidad, Innovación y Eficiencia en la Salud’, organizado por la Sociedad Española de Directivos de la Salud (Sedisa). Una de sus ideas fundamentales ha sido que Cantabria reforzará la salud pública.

“Es uno de los nuestros”, ha dicho Joaquín Estévez, presidente de Sedisa, en la presentación, en referencia a su pasado profesional como gerente del Área Sanitaria V del Servicio Asturiano de Salud (Sespa) o como director del Hospital Central de Asturias.

Además, el consejero es licenciado en Medicina por la Universidad de Cantabria y tiene varios másteres enfocados a la dirección de empresa, así como experiencia docente, experiencia gestora, etc.

La primera parte de la ponencia de Miguel Rodríguez ha estado dedicada al “proyecto legislativo más importante” que va a abordar durante esta legislatura y es que Cantabria reforzará la salud pública a través de la Ley de Salud Pública y Participación Comunitaria. Según ha reivindicado, “la salud pública no puede seguir siendo la asignatura olvidada del sistema sanitario”.

Miguel Rodríguez y Joaquín Estévez.Miguel Rodríguez ha comentado que “el reforzamiento de la salud pública” se basará en la potenciación del concepto de la democracia sanitaria, es decir, la universalidad en el acceso y el derecho a la protección de la salud. “Nuestro objetivo es implicar a la sociedad en la toma de decisiones y dar el protagonismo a los pacientes en la toma de decisiones, etc”. Además, ha avanzado que intervendrán en el desarrollo de la norma los agentes sociales, los colegios profesionales, las sociedades científicas, los municipios, las entidades empresariales, las organizaciones de pacientes y las asociaciones de consumidores y usuarios.

“La finalidad última es que el lema ‘Salud para todos’, de la Organización Mundial de la Salud, se vea completado en Cantabria por el eslogan ‘Salud entre todos’. En definitiva, la salud pública ha de ser uno de los referentes de estos cuatro años, y será uno de los principales focos de inversión de tiempo, de esfuerzo y de recursos”.

Plan Cántabro de Seguridad Alimentaria

Otro tema mencionado por el consejero de Cantabria en su intervención ha sido el brote alimentario de listeriosis del pasado mes de agosto, en línea con su anuncio de que Cantabria reforzará la salud pública. “Estamos trabajando en el diseño e implementación del Plan Cántabro de Seguridad Alimentaria, Higiene y Nutrición, de carácter multidisciplinar, que modernizará y agilizará los procedimientos de inspección de los brotes alimentarios y asegurará que tanto consumidores como productores tengan conocimientos claros en seguridad alimentaria e higiene”.

Otros temas mencionados por el consejero, aparte de que Cantabria reforzará la Salud Pública, han sido el riesgo actual de contagio por coronavirus, la Estrategia de Autocuidado de Cantabria, las políticas de prevención, los programas de cribado frente al cáncer, la creación de la Dirección General de Transformación Digital, el empleo de la telemedicina para atender la cronicidad, los planes para reducir las listas de espera, la Escuela Cántabra de Pacientes, la apertura de quirófanos por las tardes, la incorporación de los municipios de Cantabria a la red europea de ciudades saludables, etc.

Comité asesor farmacéutico

También, se ha referido a la necesidad de “garantizar la sostenibilidad del sistema sin perder de vista la eficiencia y la eficacia, tanto de los tratamientos como de los recursos que a ellos se destina”. Para conseguirlo, la Dirección General de Ordenación, Farmacia e Inspección de la Consejería de Sanidad de Cantabria creará un comité asesor autonómico para el seguimiento de la prestación farmacéutica. La orden ya está elaborada y su publicación está prevista en los próximos meses.

Según ha avanzado el consejero, para la financiación de la innovación se recurrirá a conceptos como el pago por resultados y en función de la calidad de vida de los pacientes. “Asimismo, realizaremos estudios farmacoeconómicos ante la incorporación de tratamientos de elevado coste que pueden poner en riesgo la sostenibilidad del sistema”.

Asistencia, docencia e investigación

Respecto a los recursos humanos (RR. HH.), Miguel Rodríguez se ha referido “a las tres vertientes del profesional sanitario: la asistencial, la docencia y la investigación”. Principalmente, se centró en “la falta de profesionales, probablemente uno de los problemas más acuciantes del sistema sanitario público, aunque no es exclusivo de nuestra comunidad autónoma”.

“Cantabria ha hecho un gran esfuerzo para la captación y la fidelización de profesionales, como lo prueba el hecho de que seamos una de las comunidades autónomas con mayor número de médicos de familia por habitante en España. En la actualidad, nos encontramos con déficit en algunas áreas, como Pediatría o Medicina de Familia. Sin dejar de insistir en la captación de profesionales, es necesario revisar la organización y planificar respuestas ante las necesidades presentes y futuras”. Para conseguirlo, el consejero ha anunciado la próxima formación de un grupo de expertos, con profesionales de Atención Primaria, de hospitales y representantes de las sociedades científicas para analizar la situación de la atención pediátrica en Cantabria y formular propuestas de mejora a corto y medio plazo.

Nuevo plan de RR. HH.

En cuanto a los Recursos Humanos, la Consejería negociará un plan de ordenación que integre los diferentes acuerdos alcanzados con las organizaciones sindicales. El objetivo es que se convierta en un instrumento que garantice la asistencia y los derechos laborales de la plantilla del Servicio Cántabro de Salud, con criterios de eficiencia en el uso de los recursos públicos”.

Actuaciones específicas en materia de RR. HH.:

  • Crear nuevas categorías de profesionales relacionadas con temas como la Genética Clínica, Bioinformática, etc.
  • Revisar los requisitos para la cobertura de las categorías ya establecidas.
  • Elaboración de un plan de formación continuada para profesionales, con especial atención a las zonas de difícil cobertura y a los hospitales comarcales.
  • Desarrollo del Plan de Igualdad como política transversal del Gobierno de Cantabria, con recursos específicos.
  • Revisión de la normativa de nombramientos y renovación de cargos intermedios.
  • Profesionalizar la función directiva, con estrategias para atraer y retener el talento.
  • Ofertas públicas de empleo (OPE) y concursos de traslados cada dos años.
  • Revisar el acuerdo de contratación con las organizaciones sindicales, con la creación de listas de contratación.
  • Revisar el plan contra las agresiones a los profesionales, implementando sistemas que garanticen su seguridad, con campañas de concienciación dirigidas a la población y en colaboración con las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado.