E.P. Santander.- El presidente del Gobierno regional y del Partido Popular de Cantabria, José Joaquín Martínez Sieso, ha afirmado que el PP y el Ejecutivo autonómico mantienen "el horizonte de 2004" para lograr en Cantabria "una de las mejores redes sanitarias de España", y el de 2006, para culminar el Plan Director de Valdecilla, lo que supondría, en el caso de Valdecilla, un "recorte de más de un año" sobre los plazos inicialmente previstos.

Así lo ha expresado el presidente en una conferencia de prensa con el vicesecretario del PP cántabro y consejero de Sanidad, Consumo y Servicios Sociales, Jaime del Barrio, minutos antes de que ambos participaran en un encuentro sectorial del partido, donde se ha hecho balance de la gestión realizada en materia de Sanidad a lo largo de la legislatura.

"Vamos a insistir todo lo posible para poder recortar el máximo de tiempo", señaló Martínez Sieso, con respecto a las obras de Valdecilla, unos trabajos que, según Jaime del Barrio, pueden "cumplir el calendario previsto", si, como se espera, a lo largo de este año se adjudica la segunda fase del plan, de la que actualmente se están abordando algunas cuestiones legales.

Para Martínez Sieso, durante la presente legislatura el PP ha "demostrado un claro compromiso con el bienestar, en materia de asistencia sanitaria", así como su "capacidad para conseguir y gestionar grandes recursos". En este sentido, resaltó "dos de los hechos más relevantes", como son, a su juicio, la culminación de las transferencias y la consecución de la "financiación íntegra" del Plan Director de Valdecilla.

En su opinión, se ha actuado con "mucha intensidad", tanto en la "mejora del capital físico", como en el "perfeccionamiento del capital humano", lo que hace a Cantabria situarse en "un punto de partida muy bueno" que, si se mantiene y si se sigue administrando adecuadamente, la permitirá tener "una de las mejores redes de España", al tiempo que la ofrecerá la "garantía" de que "disfrutará de un sistema de calidad y sostenible en el tiempo".

No obstante, recordó que para que todo eso sea posible será también necesario que se actúe "con responsabilidad y evitando los vicios" que han afectado a otros sistemas sanitarios y sin olvidar que se debe "mantener el mismo nivel de la línea de salida", porque "no habrá una segunda oportunidad para gestionarlo bien".

"De escepticismo a confianza"

Para Martínez Sieso, otro de los factores que definen la legislatura es que "se ha pasado del escepticismo a la confianza", gracias "al esfuerzo político" y a "la colaboración social", entre otros aspectos.

En este sentido, recordó que al inicio de la legislatura "la cuestión sanitaria era una preocupación y un motivo de dudas" y, por contra, en estos momentos, existe la "voluntad y esperanza de configurar en poco tiempo un excelente servicio" en Cantabria.

También Jaime del Barrio coincidió en señalar la existencia de "un antes y un después", en concreto, en relación con las transferencias. Así, habló de un "antes" marcado por la "incertidumbre" y un "después" caracterizado por el "trabajo bien hecho".

Del Barrio, que resaltó que Cantabria cuenta con un "buen índice" en aspectos sanitarios y que todos los planes y programas desarrollados ya, o en marcha, tienen como "denominador común" la "calidad", apuntó que el "reto" que queda por delante es "mantener y mejorar, en la medida de los posible" la situación, a la vista de los indicadores que ponen de manifiesto que se "va por buen camino" y que sitúan a Cantabria en el segundo puesto a nivel nacional, por lo que respecta al gasto por habitante.

Precisamente, el consejero destacó la importancia de haber logrado una "financiación adecuada", especialmente en cuanto al convenio de financiacón específico para el Plan Director de Valdecilla.

Igualmente, aludió a las "importantes inversiones" actualmente en marcha en "recursos humanos", actualizando las plantillas, y en nuevas obras, mantenimiento de otras, equipamientos y tecnología avanzada. Entre algunas de esas obras citó la de Valdecilla, pero también las de los hospitales de Laredo, Reinosa y Sierrallana, así como la construcción en estos momentos de 11 nuevos centros de salud, que completarán la actual red, alcanzando un total de 42 centros y logrando una ratio de un centro de salud por cada 12.500 habitantes, por debajo de las recomendaciones de la Legislación actual.

Del mismo modo, indicó que en 2002 se materializó un acuerdo con los representantes de los trabajadores para establecer mejores condiciones laborales y retributivas que permitieran, al mismo tiempo, ofrecer una "mejor atención al paciente". También señaló la importancia del "abordaje integral e integrado" que se está haciendo en determinados aspectos, como el seguimiento de los pacientes y de sus demandas o la puesta en marcha de planes específicos para enfermos mentales o con trastornos de la conducta alimentaria, entre otros.

Finalmente, repasó algunas de las acciones acometidas en la redacción de Legislación sanitaria, con la aprobación, por ejemplo, de la Ley de Ordenación Sanitaria y de diferentes decretos, órdenes y planes, y reiteró la intención del Ejecutivo cántabro de aprobar próximamente un decreto que regulará los tiempo máximos de demora en las listas de espera.