E.P.- La capacidad cognitiva aumenta significativamente con el tiempo en la mayoría de los niños que nacen prematuramente, a pesar de que se han publicado estudios que indican que los niños nacidos antes de tiempo y con poco peso padecen mayor propensión a los problemas neurológicos.

Un nuevo estudio, desarrollado por especialistas de la Universidad de Yale (EE.UU.) y publicado en la última edición de Journal of the American Health Association (JAMA. 2003;289:705-711) , muestra que la mayoría de estos niños mejora notablemente en los tests de función cognitiva durante la primera infancia y, a la edad de ocho años, puntúan igual en los test de inteligencia y comprensión verbal que el resto de los niños.

Los autores del estudio destacan la importancia de sus conclusiones, no solo para la comunidad científica, sino también para los padres de hijos nacidos prematuramente. Un peso excesivamente bajo al nacer se considera menos de 1.500 gramos, mientras que la mayoría de los niños que nacen antes de los nueve meses pesan entre 1.500 y 2.000 gramos.

En el nuevo trabajo fueron examinados 196 niños que pesaron al nacer entre 600 y 1.250 gramos. En ellos se observó que su comprensión verbal y tests de inteligencia arrojaban buenos resultados entre los tres y ocho años de edad. Las puntuaciones media de comprensión verbal aumentaron de 88 a 99 puntos durante este periodo, mientras que las puntuaciones medias de inteligencia aumentaron de 90 a 95 puntos. (la puntuación media en ambos tests fue de 100 puntos).

Un 45 por ciento de los niños aumentaron 10 puntos o más en los tests de comprensión verbal entre los tres y los ocho años de edad. Un 71 por ciento de aquellos que se encontraban en el rango mínimo (70-80) en estos tests a los tres años, alcanzaron niveles normales a la edad de ocho, y cerca de la mitad de aquellos que puntuaban dentro del rango del retraso mental (menos de 70) a los tres años, alcanzaban niveles normales también a los ocho años de edad.