La necesidad de mejorar la educación de los niños y jóvenes en relación con hábitos saludables de alimentación, ocio y sueño es el reto a medio plazo que ha marcado la ministra de Sanidad en funciones, María Luisa Carcedo. Así lo ha puesto de manifiesto durante la presentación de los resultados preliminares del Estudio PASOS, elaborado por la Fundación Gasol.

En esta línea, la ministra ha recordado que la obesidad ha crecido en los últimos años y ha hecho hincapié en los factores socioeconómicos y comportamentales que la provocan. Un ejemplo es que los niños y niñas en familias más vulnerables consumen más alimentos procesados que los de familias con más ingresos: el 20 por ciento de ellos los consumen tres veces a la semana o más, frente a solo el 9 por ciento en el tramo de ingresos más alto. De esta forma, ha insistido en que la obesidad es un tipo de malnutrición: “Malnutrición no significa que los niños pasen hambre o no coman, sino que coman alimentos sin valor nutritivo”.

Igualmente, ha matizado la importancia de matizar estos hábitos saludables, ya que la obesidad está asociada a enfermedades en la edad adulta como la diabetes de tipo 2, la hipertensión, problemas cardiovasculares y una pobre calidad de vida.

Sobre el Estudio PASOS

En este contexto, Carcedo ha valorado el estudio PASOS, que está alineado con los objetivos de la  Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición (AESAN).y la Estrategia NAOS. Sus resultados aportarán información y evidencia científica sobre la asociación del nivel de actividad física con los determinantes sociales y de estilo de vida y concretamente con la obesidad infanto-juvenil.

Por ello, la ministra ha agradecido el trabajo de la Fundación y de los hermanos Gasol “en la promoción de estilos de vida saludables en nuestros niños y niñas”. Cabe recordar que la AESAN entregó el pasado 26 de julio a la Fundación Gasol el Premio de Especial Reconocimiento de los Premios de la Estrategia NAOS por promover estilos de vida saludables.