E.P./Redacción.-El doctor José Luis Palma Gámiz, jefe de Cardiología del Hospital Ramón y Cajal de Madrid, ha decidido presentar por escrito la suspensión provisional de las elecciones de la Sociedad Española de Cardiología (SEC), celebradas el pasado viernes en Sevilla, debido a que han estado "llenas de irregularidades" y "asuntos turbios". Palma reclama un nuevo recuento de votos por parte de "jueces imparciales", así como que se repitan las elecciones si se demuestran las irregularidades denunciadas.

Como ya informó EL MEDICO INTERACTIVO en su edición del pasado 21 de octubre, en los comicios, convocadas para elegir al presidente electo de la SEC resultó vencedor, por 14 votos de diferencia, sobre Palma Gámiz, el doctor Luis Alonso Pulpón, jefe de la Unidad de Trasplante Cardíaco de la Clínica Puerta de Hierro de Madrid.

Palma Gámiz ha especificado que la mayor parte de los problemas se han dado en la gestión del voto por correo. Según asegura, se han "perdido" 150 votos y otros se han "duplicado". Además, un total de 36 médicos que enviaron su voto por correo han sido "conminados" a modificar el sentido de su sufragio para favorecer a la candidatura encabezada por Luis Alonso Pulpón, dando posteriormente la mesa electoral más validez a los votos presenciales de aquellos facultativos que se habían expresado por correo en sentido opuesto.

Estos hechos, junto con otras "maniobras bastante oscuras" como la comunicación de los resultados "sin que haya acta firmada" han provocado que la candidatura de Palma Gámiz se haya puesto en contacto con su gabinete jurídico "para llegar hasta los tribunales" si hace falta.

Por su parte, el presidente saliente, el doctor José María Cruz, jefe de Cardiología del Hospital Virgen de la Macarena de Sevilla, ha afirmado que los comicios han estado caracterizados por una "absoluta pulcritud" y "limpieza", añadiendo que no tenía conocimiento de que sea cierto nada de lo denunciado por Palma Gámiz

En opinión de Cruz Fernández, ni se han perdido votos ni existen irregularidades; antes bien, "todo está claro y diáfano". No obstante, ha señalado que "quien no esté de acuerdo puede presentar las alegaciones que estime oportunas".

Al igual que el presidente saliente, el responsable de la mesa electoral, doctor Francisco Javier Ortigosa, ha señalado que las elecciones son "perfectamente válidas", ya que se han desarrollado de forma "limpia y transparente".