Redacción, Madrid.-El presidente del Comité Organizador de la XVII Reunión Nacional de la Sección de Cardiología Preventiva y Rehabilitación Cardíaca de la Sociedad Española de Cardiología (SEC) ha destacado durante la presentación de la misma la necesidad de concienciar tanto a la sociedad como a la comunidad científica de la importancia de la prevención de las enfermedades cardiovasculares".

En la actualidad la media en España, en relación a estas patologías, es de 194 por cada 100.000 habitantes, mientras que, por Comunidades, la Valenciana se sitúa en 250. Estos datos han sido extraídos de una investigación realizada por el doctor Juan Cosín, jefe de Servicio de Investigación Cardiovascular del Hospital valenciano La Fe.

El doctor Cosín ha destacado que "en la Comunidad Valenciana, en relación con el resto del país, hay mayor índice de ciertas enfermedades como diabetes, colesterol, hipertensión, obesidad y tabaquismo, factores de riesgo modificables sobre los que los propios ciudadanos pueden actuar, disminuyendo así el riesgo".

La investigación de este cardiólogo indica, asimismo, que el 81 por ciento de los infartados menores de 45 años son fumadores, un dato que es determinante si se tiene en cuenta que, previamente, no se había detectado ningún otro factor de riesgo.

Los expertos también han destacado las diferencias entre hombres y mujeres respecto al riesgo cardiovascular. Así, a nivel nacional se estima, según el estudio PRIMVAC, al que también se ha hecho referencia, que dentro de 10 años 15 de cada 100 mujeres y 29 de cada 100 hombres sufrirán algún episodio cardiovascular.

Recomendaciones

Los cardiólogos asistentes a la presentación de la próxima reunión de la SEC, del 5 al 7 de junio en Valencia, lanzaron, finalmente, unas recomendaciones entre las que cabe destacar: la visita al cardiólogo, sobre todo, aquellas personas menores de 55 años, con familiares que hayan fallecido por muerte súbita o infarto de miocardio; la realización de ejercicio moderado entre tres y cuatro veces a la semana durante 30 minutos.

A estas medidas, los especialistas han sumado la vigilancia de la tensión arterial y la consulta al médico si se llega a 14/9 mmHg; evitar el consumo del tabaco; vigilancia del colesterol a partir de los 35 años y la consulta al médico si se pasa de 220 mg/dl; control del estrés; y asistencia rápida a un hospital en caso de sensación de dolor en el pecho.