Redacción, Madrid.-La prevalencia de tabaquismo entre los miembros de la Sociedad Española de Cardiología es significativamente menor a la de otros colectivos sanitarios en nuestro país: sólo un 8,7 por ciento de los especialistas fuman de manera habitual. Son datos extraídos de un reciente trabajo coordinado por el doctor López García-Aranda, presentado en el Congreso de las Enfermedades Cardiovasculares, celebrado en Sevilla. Según dicho estudio, los cardiólogos tienen una alta concienciación de su papel como referente social y toman una actitud activa contra el tabaquismo.

Estos datos contrastan con los resultantes obtenidos en 1985, en una encuesta realizada a cardiólogos y neumólogos. El 35,7 por ciento de los encuestados afirmaron entonces ser fumadores habituales.

De acuerdo con las conclusiones, son fumadores habituales el 9,5 por ciento de los cardiólogos; ocasionales el 5 por ciento, ex fumadores el 49,5 por ciento y no fumadores el 36 por ciento aproximadamente. La importancia del ejemplo de los cardiólogos de cara a la población general es considerada como imprescindible por el 92,6 por ciento de los encuestados. Este dato contrasta con los obtenidos en estudios previos, que indicaban que sólo un 62 por ciento de los cardiólogos reconocía esta función ejemplarizante. El doctor José Mª Cruz, presidente de la Sociedad Española de Cardiología, ha señalado al respecto que "es muy difícil convencer a nadie de los peligros del tabaco con el cigarrillo en la boca".