La vida con una enfermedad inflamatoria crónica, como la artritis reumatoide, la espondiloartritis axial, la artritis psoriásica y la psoriasis puede ser difícil para cualquiera.

Estas afecciones crónicas pueden causar considerable estrés físico y emocional en las personas que las padecen. Actualmente, 180 millones de personas en el mundo padecen enfermedades inflamatorias reumáticas, en su mayoría mujeres.

Caroline Wozniacki, ganadora de un título de Grand Slam, ex número 1 según el ranking de la Asociación Mundial de Tenis Femenino (WTA), es la deportista femenina con mayor ranking a la que se le ha diagnosticado artritis reumatoide mientras era tenista profesional.

Inspiración y superación

Caroline, de origen danés, nació en el seno de una familia de deportistas. Su padre y entrenador fue futbolista en Polonia y Dinamarca, y su madre, miembro de la selección polaca de voleibol.

Empezó a jugar al tenis a los nueve años y su carrera despegó a los 15, cuando se unió a la gira de la WTA. En 2018 ganó el Open de Australia, haciéndose con el título de Grand Slam y posicionándose como la número uno mundial.

2018 parecía el año de oro, pero después de participar en otro torneo de Grand Slam empezó a encontrarse mal, con síntomas parecidos a los de la gripe, de los que le costaba recuperarse. El malestar siguió, viéndose obligada a retirarse del Open de Washington una semana antes de su primer partido.

Tras ser eliminada en la Copa Rogers en Montreal, se despertó un día con dolores intensos y sin poder moverse. Cuando acudió a los médicos, le dijeron que el dolor quizá se debía al «desgaste físico» o a «no estar en forma». Otros le preguntaron si estaba «embarazada» o sino serían “imaginaciones suyas”.

Después del Open de Australia de 2020 dejó oficialmente el tenis para centrarse en proyectos vitales fuera del deporte, como avanzar en sus estudios, promover la concienciación y la investigación sobre las enfermedades inflamatorias crónicas como la artritis reumatoide, la espondiloartritis, la artritis psoriásica y la psoriasis, y formar una familia, sueño que cumplirá dentro unos meses, puesto que actualmente está esperando un bebé.

Campaña Advantage Hers

La campaña internacional Advantage Hers da a conocer cómo Caroline pasó de ser una estrella del tenis a ser una gran embajadora de las enfermedades inflamatorias crónicas. Su inspiradora trayectoria quiere mostrar que ninguna mujer con una enfermedad inflamatoria crónica debería dejar que su enfermedad le impida cumplir sus sueños.

La campaña Advantage Hers anima a las mujeres que padecen enfermedades inflamatorias crónicas a compartir sus propias experiencias con estas patologías. También proporciona herramientas y recursos para manejar la enfermedad y desempeñar un papel más activo en el cuidado de la salud.

La importancia del diagnóstico

“Lo más difícil fue el diagnóstico, el no ser comprendida, saber que había algo que estaba mal y que me estaba afectando mentalmente. Físicamente fue duro, pero mentalmente fue muy difícil”, explica Caroline. Cuando por fin tuvo un diagnóstico adecuado se sintió aliviada, porque supo que podía hacer algo para sentirse mejor.

“Inmediatamente después de empezar el plan de tratamiento correcto empecé a sentirme mejor”, continúa Caroline, quien destaca la importancia de sentirse escuchada y comprendida por su médico.

Sentirte mejor te ayuda a luchar por tus sueños. Una familia siempre ha sido uno de mis mayores sueños y ahora estoy a punto de hacerlo realidad”, concluye. Caroline trata de transmitir un mensaje de empoderamiento a las mujeres. “Les digo que pueden hacer lo que quieran a pesar de la enfermedad, y ahora que voy a ser madre de una niña quiero enseñarle a hacer lo que quiera y quiero decirle que nadie puede detenerla”.