Antonio Morente, Sevilla.- Casi el 26 por ciento de las recetas que se expenden en Andalucía, concretamente el 25,65 por ciento se prescribían por principio activo a finales de 2002, una tendencia que se mantiene imparablemente al alza. De hecho, a principios del año pasado la cifra se situaba en sólo el 2,72 por ciento, y desde entonces empezó a crecer de manera permanente. De esta manera, enero de 2002 acabó con un 3,69 por ciento de recetas por principio activo, manteniendo la siguiente progresión: del 4,09 por ciento en febrero al 6,57 por ciento de abril, que fue cuando se dio el salto cualitativo que ya no ha decaído. Así, en mayor ya se estaba en el 9,08 por ciento , el 14,75 por ciento en agosto y el 21,88 por ciento en octubre, para terminar en el ya referido 25,65 por ciento de diciembre.

Desde el Servicio Andaluz de Salud (SAS) se recuerda que Andalucía fue la comunidad autónoma pionera en España en aplicar un sistema que después se ha seguido en otras zonas del país, como Madrid o Extremadura. Además este sistema permite que el médico y el paciente pueden identificar con facilidad un medicamento que viene determinado por un solo nombre, ya que en lo que se refiere a presentacione cada medicamento tiene una media de cinco marcas comerciales, aunque en algunos casos se llega incluso a 33 nombres distintos para un mismo principio activo.

El SAS calcula que así la Sanidad pública andaluza se ahorró en 2002 más de once millones de euros. Para facilitar la implantación del sistema la Administración sanitaria modificó el módulo de prescripción que aparece en la historia de salud informatizada de cada paciente, un espacio al que sólo pueden acceder los médicos, a lo que se unió la distribución de un volumen informativo entre todos los profesionales.

Por niveles asistenciales, la prescripción por principio activo se da básicamente en la actualidad en Atención Primaria. Por ello, el SAS se ha fijado como objetivo que crezca considerablemente el porcentaje de especialistas que recetan de esta manera, para lo que se les va a dotar con los medios necesarios, además de potenciar las campañas informativas.