El 29,5% de los pacientes crónicos utilizó la telemedicina durante el confinamiento domiciliario por la pandemia de la Covid-19. Así lo recoge el estudio “Uso de internet durante el confinamiento para consultas no presenciales con su médico o profesional sanitario que le atiende”, elaborado por el Instituto ProPatiens y recogido en el e-book gratuito “Atención sanitaria no presencial”.

Las mujeres aprovecharon las posibilidades de la Medicina online en un 32,7% de los casos frente al 25,3 en los varones. Por edades, el 40’5% de los pacientes entre 30 y 39 años hicieron uso de esta posibilidad, solo el 18’2% de las personas entre 70 y 79 años aprovechó esta opción. Los mayores de 80 años nunca la utilizaron.

Nivel de estudios, CCAA y telemedicina en la pandemia

El nivel de estudios es otro de los factores importantes a la hora de utilizar la telemedicina durante el confinamiento. El 38,7% de los universitarios manifestó que utilizan internet para consultas sanitarias no presenciales, frente al 27,8% de personas que cursaron enseñanza profesional superior. El 24,4 de los que manifestaron tener estudios secundarios y el 16,7 en el caso de primarios lo usaron.

En relación con al aprovechamiento de las posibilidades que ofrece internet para consultas no presenciales con el médico o profesional sanitario por comunidades autónomas, destaca el caso de Aragón, territorio en el que la mitad de los participantes en este estudio confiesa utilizar este formato de consultas a distancia. Mientras, en territorios con mayor índice de población, como Andalucía, solo las usa el 37,5%.

Por patologías, los pacientes con diabetes, ansiedad, esclerosis múltiple y asma son los que más consultas no presenciales han realizado durante el confinamiento.

En general, se pone de manifiesto que el uso este tipo de herramientas todavía no se encuentra implantado.