La Fundación Española del Corazón (FEC) ha organizado una jornada de concienciación en el Hospital Universitario La Paz de Madrid para aumentar el conocimiento sobre los síntomas del déficit de hierro. Almudena Castro, cardióloga del Hospital La Paz y una de las impulsoras de esta iniciativa, ha recordado que “el hierro contribuye al buen funcionamiento del corazón y a mantener la capacidad de ejercicio”. “Los pacientes con insuficiencia cardiaca son más propensos a sufrir déficit de hierro”, ha añadido la especialista, quien calcula que cerca del 50 por ciento de estos pacientes tienen niveles bajos de este micronutriente. Por ello, es necesario conocer y vigilar sus síntomas, como la caída del cabello, la dificultad para respirar y el cansancio, las uñas quebradizas, la sensibilidad al frío o la palidez. “La administración de hierro por vía intravenosa para corregir ese déficit en pacientes con insuficiencia cardiaca reduce los síntomas y mejora su calidad de vida”, ha añadido.

La jornada, que tiene como etiqueta en redes sociales #entératedelhierro, ha consistido, por una parte, en facilitar información relacionada con el hierro y la anemia, y, por otra, ofrecer la posibilidad de someterse a un test de diagnóstico de ferritina y hemoglobina.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), la ferropenia es el trastorno nutricional más común y extendido de todo el planeta, y se calcula que hay unos 2.000 millones de personas afectadas por anemia, debido principalmente a la carencia de hierro; es decir, más del 30 por ciento de la población mundial.

Otras enfermedades crónicas

También ha participado en la jornada organizada en La Paz Manuel Quintana, intensivista de este centro e integrante de la Sociedad Española de Medicina Intensiva, Crítica y Unidades Coronarias. Según su experiencia, “otras patologías crónicas como la enfermedad inflamatoria intestinal o la enfermedad renal pueden provocar que una persona sea propensa a padecer ferropenia y, en la última época, cobra especial relevancia en el pronóstico, el desarrollo de un grado de anemia en el paciente crítico, así como la aparición en algunos casos de disfunción del uso de hierro por parte del organismo”.

Además, deben tener una vigilancia especial las mujeres embarazadas y las que han dado a luz recientemente, así como aquellas con sangrados menstruales abundantes, porque también son propensas a tener niveles bajos de hierro. Según Manuel Quintana, a veces la sintomatología puede ser considerada “banal” e, incluso, no siempre es atribuible a esta situación de ferropenia, pero deberían ser tratados síntomas como la fragilidad de las uñas y el pelo, que son más significativos en mujeres en edad fértil. Asimismo, la clínica en edades como la adolescencia y la vejez puede resultar especialmente significativa.

Alimentos ricos en hierro

Los expertos han aprovechado la oportunidad para recordar a los ciudadanos interesados que existen alimentos que tienen un alto contenido en hierro, un micronutriente que puede ser de origen animal o vegetal. Además, los especialistas de la Fundación Española del Corazón han indicado que con un sencillo análisis de sangre se pueden conocer los niveles de hierro y de glóbulos rojos.