Castilla y León tiene casi 15.000 médicos colegiados, de los que unos 10.700 están activos en la Sanidad pública exclusivamente, en la privada o en ambas. Casi el 60 por ciento de los médicos colegiados en Castilla y León se concentra en Valladolid, Salamanca y León. El 46 por ciento de los médicos activos tiene más de 55 años, un porcentaje que aumenta en provincias como Ávila (47 %), Palencia (47 %), Zamora (51 %) y Soria (59 %). Estos son algunos datos del registro autonómico de profesionales realizado durante los dos últimos años por el Consejo de Colegios de Médicos de Castilla y León y que pretende hacer “una foto fija” a 1 de enero de 2019. El Estudio de Demografía Médica de Castilla y León ha sido presentado por José Luis Díaz Villarig, presidente del Consejo. Entre las principales conclusiones, destaca la preocupación por el recambio generacional de médicos, que será “insuficiente en los próximos diez años”.

Dinámica de reposición

Según el registro, durante los próximos diez años podrían jubilarse 4.928 médicos en toda la autonomía. Por especialidades, las más ‘envejecidas’ son Medicina de Familia y Comunitaria (53,1 años), Traumatología (50,4) y Cirugía General (50,2). El Consejo considera que la reposición de profesionales por el recambio generacional durante la próxima década será insuficiente en especialidades como Medicina de Familia y Comunitaria (0,48), Geriatría (0,56) y Cirugía General (0,87) En otras especialidades como Traumatología (1,10), Anestesia (1,27), Medicina Interna (1,30) y Obstetricia y Ginecología (1,30) se produce “un discreto equilibrio entre las jubilaciones esperadas en la próxima década y el número de profesionales a formar en ese mismo periodo”, según la entidad que preside Díaz Villarig.

Posición proactiva y colaboración

Informe Demográfico de Médicos de Castilla y León.Al menos en 22 especialidades médicas, el número de médicos que se formará en los próximos 10 años superará el número de jubilaciones. Entre las especialidades con mayor demanda se encuentran Radiodiagnóstico (1,60), Oftalmología (1,67), Pediatría (1,75) y Medicina Intensiva (6,11).

Ante estos datos, el Consejo de Castilla y León ha anunciado “la adopción de una posición proactiva y de colaboración con las Administraciones responsables a la hora de tomar medidas con carácter urgente que eviten la aparición de problemas en la dotación y reemplazo de los profesionales médicos de la sanidad castellanoleonesa, con el último objetivo de garantizar su calidad máxima en los servicios prestados, así como en la calidad del servicio percibida por el ciudadano”.

Feminización en Medicina

Analizados los datos por sexos, el registro muestra la feminización en la Sanidad de Castilla y León. Así, dos de cada tres colegiados menores de 55 años son mujeres, mientras que dos de cada tres colegiados mayores de 55 años son hombres. En este punto, el Consejo recomienda tener en cuenta “el impacto de bajas y reducciones de jornada durante periodos de embarazo y lactancia para no afectar a la prestación de servicios y a la calidad en la asistencia”. Las especialidades más feminizadas son Pediatría (72 %), Obstetricia y Ginecología (71 %), Medicina de Familia y Comunitaria (60 %) y Medicina Interna (54 %).

El estudio demográfico se ha realizado partiendo de los puestos de trabajo, a diferencia de otros estudios que focalizan su análisis en las diferentes especialidades. Otra peculiaridad es su carácter dinámico, lo que permite una actualización diaria.