La Federación de Sanidad y Sectores Sociosanitarios de CCOO (FSS-CCOO) insta al Ejecutivo a que facilite el reconocimiento, a todos los efectos, de accidente laboral a las bajas del personal del transporte sanitario y sector sanitario y sociosanitario, así como funerarios, contagiados por COVID-19 en el desarrollo de su actividad profesional.

Los contagios de COVID-19 de estos sectores, se tramitan actualmente como contingencia común por parte del facultativo de Atención Primaria con un código de enfermedad especial, para que el INSS lo traslade a la Mutua de cara a que a efectos económicos conste como contingencia profesional, sin que compute como accidente de trabajo en las estadísticas. No se ha establecido ningún procedimiento especial para notificar los casos de COVID-19 contraído con motivo del trabajo, por lo que la única vía para lograr el reconocimiento es la reclamación de determinación de contingencia ante el INSS.

 FSS-CC.OO insta al Gobierno a que facilite el reconocimiento a todos los efectos de estas bajas como accidentes laborales y así evitar que las trabajadoras y los trabajadores se vean obligados a recurrir a los tribunales de lo Social para conseguir el cambio de contingencia y recargo de prestaciones. 

 A día de hoy, según cálculos de este sindicato, son más de 28.000 los y las profesionales sanitarios y sociosanitarios contagiados por lo que urge establecer un procedimiento especial en estos sectores para determinar de oficio la contingencia profesional, y evitar así un bloqueo en procesos judiciales.

 Las consecuencias y secuelas para la salud que se puedan derivar del contagio laboral por COVID-19 son en este momento desconocidas, pero deben ser tenidas en cuenta de forma inmediata para realizar una correcta vigilancia de la salud y su reconocimiento como enfermedad profesional si se diese el caso. Asimismo, para CC.OO se hace necesario este mismo reconocimiento para los casos en los que desgraciadamente se ha producido el fallecimiento de la persona trabajadora para el reconocimiento de las prestaciones que correspondan a los familiares supervivientes.