La Federación de Sanidad y Sectores Sociosanitarios de CCOO (FSS-CCCO) y la Asociación Madrileña de Especialistas y Residentes de Enfermería y Comunitaria (AMEREFYC) han acordado actuaciones conjuntas. Estas estarán destinadas a mejorar y equiparar condiciones laborales y retributivas del personal en formación sanitaria especializada.

“La realidad de la práctica diaria saca a la luz graves problemas”, denuncian desde CCOO y AMEREFYC. Entre ellos destacan el déficit de supervisión; escasas actividades formativas; asunción de responsabilidades que exceden nuestras competencias; jornadas de 36 horas de trabajo ininterrumpida; sueldos bajos; camas calientes;  imposibilidad para la conciliación familiar, etc.

Los sindicatos denuncian que estos déficits “se han perpetuado durante décadas y se han hecho mucho más visibles durante la pandemia”. Pese a ello señalan que las Comunidades Autónomas son las últimas responsables de estos cambios. Aún así, hay que recordar que el Real Decreto 1146/2006 supone una traba para mejorar las condiciones de los especialistas en formación.

Propuestas de CCOO y AMEREFYC

Entre sus propuestas, destacan establecer una ratio de 2 residentes por adjunto. También espacios de descanso dignos o fijar una jornada laboral de 35 horas semanales con registro obligatorio del inicio y final de la jornada.

CCOO y AMEREFYC también piden la homogeneización del complemento de formación. Lo mismo ocurre con la hora de guardia de los residentes en todo el territorio nacional.

En la actualidad, para poder ejercer una especialidad, las enfermeras graduadas de las facultades de Enfermería se forman como Enfermeras Internas Residentes (EIR). Este periodo ocupa 2 años tras finalizar sus estudios universitarios. Durante este periodo, trabajan bajo un contrato mixto laboral y formativo, combinando el aprendizaje con labores asistenciales.