El Consejo Estatal de Estudiantes de Medicina (CEEM) ha reclamado a la Consejería de Sanidad que revise la decisión de retrasar el inicio de las prácticas presenciales en los centros sanitarios. En concreto, ha advertido de que el retraso de las prácticas podría suponer en algunos centros la interrupción del curso en su totalidad. Así ha agregado que, en caso de que esta suspensión se prolongue en el tiempo, preocupan las posibles consecuencias que se deriven.

De esta forma, los estudiantes piden que se garantice la implantación de protocolos detallados y exhaustivos que permitan su incorporación a los circuitos asistenciales “con la mayor brevedad posible”. También “la máxima seguridad para pacientes, estudiantes, profesionales sanitarios y otros trabajadores”.

Por su parte, fuentes de la Consejería de Sanidad han recordado que, el pasado 30 de agosto, la Dirección General de Salud Pública aconsejó retrasar la incorporación del inicio de las prácticas presenciales. Todo ello mientras se mantengan las actuales circunstancias epidemiológicas, “al poder suponer un incremento en el riesgo de transmisión”. En esta línea, la Consejería de Sanidad insiste en que es muy consciente de la importancia que tienen las enseñanzas prácticas en los estudios de Grado de Ciencias de la salud”.

Consecuencias del retraso de las prácticas

Los estudiantes, por su parte, se muestran preocupados por las consecuencias tras el retraso de las prácticas. Así, exponen que una de las opciones es que se retrase la graduación de toda la promoción 2015/21. Esto supondría, por una parte, la falta de nuevos residentes durante un año y por otra el solapamiento de dos promociones en el mismo curso. Otra opción es que se asuma la graduación de toda una promoción de médicos sin haber cursado una gran parte de sus créditos. Todo ello con las evidentes carencias asistenciales que ello implicaría.

Por otra parte, CEEM ha indicado que “aunque la problemática sea mayor en el último curso del grado de Medicina, esto no significa que se pueda tolerar la ausencia total de prácticas clínicas en los cursos inferiores”. Así, ha precisado que en tercero, cuarto y quinto de Medicina parte de los créditos corresponden a la docencia práctica. Estos son necesarios para el entendimiento de la parte teórica.