Un grupo de investigadores de la Universidad de Minnesota y de los laboratorios Immerge BioTherapeutics, Inc, presentan datos que demuestran la reversión de la diabetes en monos que fueron sometidos a un transplante de células islotes de cerdos. Inmediatamente después del transplante, ninguno de los monos tratados necesitó más la insulina y sus niveles de glucosa se normalizaron completamente.

Los investigadores emplearon combinaciones de terapias inmmunosupresoras para permitir que las células funcionaran dentro de los primates durante más de 70 días. Los autores del estudio señalan que sus conclusiones son importantes porque, pese a que ya se ha conseguido revertir la diabetes en estudios anteriores con células de islotes pancreáticos, tan solo se observó una supervivencia de entre dos y tres semanas antes de que el injerto celular se perdiera debido a una exagerada reacción inmune.

En sus experimentos, un grupo de monos diabéticos fueron transplantados con células de islotes purificados de páncreas de cerdos adultos. Después fueron tratados con un cocktail inmunosupresor, incluyendo terapia de inducción y mantenimiento. Todos los animales se volvieron no dependientes de la insulina después del transplante y una serie de ellos estaban completamente libres de esta dependencia al cabo de 70 días.