E.P. Madrid.- El doctor Joan Massagué, director del Programa de Biología Celular en el "Memorial Sloan-Kettering Cancer Center" de Nueva York, ha defendido la investigación con células madre embrionarias, que "reportará grandes beneficios" a distintas áreas de la Medicina, aunque señaló que la Oncología no es el campo en el que tiene aplicaciones "más inmediatas".

"Estoy seguro de que van a reportar grandes beneficios, pero nadie sabe todavía realmente cuáles van a ser, puesto que la investigación se hace siempre con unos objetivos y se acaba llegando a otros igualmente valiosos, pero inesperados y sorprendentes", ha explicado Massagué. "La investigación es una lucha y un avance contra lo desconocido y las expectativas dudosas van atadas a todo proceso investigador: descubrir lo que no sabemos", apuntó.

Para este experto, es evidente que las células madre embrionarias "tienen muchas utilidades potenciales", también en el ámbito de la Oncología, pero no es éste en el que presenta las "indicaciones más inmediatas".

Recordó que "todos los sistemas acaban ayudando a procesos tan difundidos e importantes como son el cáncer o las enfermedades neurodegenerativas", pero opinó que la investigación actual en la materia es "menos activa" en el primero de estos campos que en el segundo.

Una cuestión de tiempo

En cuanto a la aceptación normativa de este tipo de trabajos, Massagué no duda que es tan sólo una cuestión de tiempo. "Legislativamente se van a poder desarrollar, tarde o temprano, esto sucede siempre en la historia de la ciencia, que hay reticencias lógicas, puesto que es importante ir con mucho cuidado en el abordaje de nuevas fronteras, pero siempre se acaba encontrando una forma de hacer las cosas bien, y estoy seguro de que éste va a ser el caso en las células madre", indicó.

En este sentido se refirió también a las investigaciones y descubrimientos en Biología Molecular aplicados al cáncer realizados hace 15 ó 20 años y que no han empezado a convertirse en nuevos abordajes terapéuticos hasta los años 90.

"Siempre se dijo en los años 80 que los descubrimientos de Biología Molecular en cáncer iban a llevar unos 10 a 15 años antes de resultar en nuevas terapias y nuevos tratamientos y así sucedió", añadió, precisando que la investigación de las bases moleculares del cáncer y el descubrimiento de los genes implicados en la enfermedad, así como otros aspectos de la investigación de los últimos 20 años están dando ya frutos en forma de nuevos medicamentos que están siendo "altamente efectivos para el tratamiento del cáncer" en todas sus variedades.

En su opinión, esto indica que este proceso "va a seguir al menos a este ritmo, aunque seguramente se va a acelerar en los próximos años, y sólo el tiempo dirá cuáles son los nuevos medicamentos que van a salir".