El Consejo de Ministros ha aprobado que los centros sanitarios públicos y privados podrán contratar a profesionales sanitarios jubilados y prejubilados durante el próximo año para la realización de actividad asistencial relacionada con la COVID-19.

Así lo ha anunciado la ministra de Sanidad, Carolina Darias, en rueda de prensa tras el Consejo de Ministros extraordinario de este viernes. En él, el Ejecutivo ha aprobado un Real Decreto que recoge, además de la obligatoriedad del uso de mascarillas en exteriores, una serie de medidas para paliar la sobrecarga asistencial. "Son medidas muy importantes de refuerzo de recursos humanos para contribuir y ayudar a las CC. AA., y especialmente a los profesionales sanitarios en su tarea diaria", ha resaltado la ministra.

En primer lugar, el Ejecutivo ha establecido la posibilidad de que los centros sanitarios contraten a personal sanitario jubilado y prejubilado hasta el 31 de diciembre de 2022 ante el déficit de profesionales. En cualquier caso, pese a ser contratados, seguirán manteniendo sus derechos y prestaciones como pensionistas.

Contratación de profesionales no comunitarios

De la misma forma, Darias ha informado de que también se ha habilitado la contratación de profesionales con título de especialista obtenido en Estados no miembros de la Unión Europea.

Estas medidas se acordaron el miércoles 22 en la Conferencia de Presidentes y fueron apoyadas por la "práctica unanimidad" de las comunidades autónomas, según ha defendido Darias, quien ha insistido en que "vienen a incrementar y a sumar nuevos recursos profesionales".

La ministra ha justificado la aprobación de estas medidas debido a que la variante ómicron está produciendo sobrecarga asistencial en la Atención Primaria. "Los esfuerzos del Gobierno están centrados en seguir reforzando el eje vertebrador del Sistema Nacional de Salud", ha afirmado.

"Mensaje de precaución" ante las fiestas

Por su parte, la ministra de Política Territorial y portavoz del Gobierno, Isabel Rodríguez, ha mandado un "mensaje de precaución" en las fiestas navideñas debido al aumento de los contagios de COVID-19 ligados a la aparición de la variante ómicron.

"Reiterar el mensaje de precaución ante estas fiestas navideñas, hay que aplicar la experiencia personal. Todos sabemos cómo combatir el virus. Ejercicio de precaución y de serenidad ante esta situación", ha resaltado. Ante el alza de casos, la portavoz del Ejecutivo ha insistido en que la "medida más importante" contra ómicron es la vacunación, que "ha sido la fórmula del éxito". "Acelerarla va a ser la medida más importante que vamos a implementar en los próximos meses, con más recursos humanos para atender la presión en la Atención Primaria", ha apuntado.

En la misma línea, Darias ha vuelto a realizar "una llamada a la cautela, la prudencia y la cultura de los cuidados, especialmente en estos momentos de encuentro con los seres queridos". Pero ha insistido en que "no estamos en la misma situación que en las navidades pasadas". "El punto diferenciador es la alta cobertura vacunal que tenemos, si bien es muy importante no bajar la guardia y seguir con las medidas que sabemos que son eficaces para luchar contra el virus: vacunación y prevención", ha apuntado.

Al hilo, ha asegurado que España cuenta con "vacunas suficientes" para administrar la tercera dosis a toda la población y vacunar a todos los niños. Tal y como señaló el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, España cuenta con ocho millones de dosis de ‘stock’. A estas hay que sumarles las reservas de las CC. AA. Para 2022, España tiene comprometidas por contrato hasta 90 millones de dosis.