Redacción, Madrid.- Los últimos datos disponibles, pertenecientes a 2001, procedentes del Programa de Actividades Preventivas (PAPPS) de la Sociedad Española de Medicina Familiar y Comunitaria (semFYC) revelan que hasta un 44 por ciento de la población en la que estaría indicada la vacunación contra la gripe no recibe esta protección. La semFYC considera que una captación activa en el mismo centro de salud podría reducir el alto porcentaje de personas, que tiene un riesgo alto de contraer esta enfermedad vírica.

Desde esta entidad científica, y a través de un comunicado recomiendan la vacunación para todos los mayores de 65 años, enfermos crónicos así como para los colectivos expuestos a contraer o propagar la enfermedad, tales como personal sanitario, o profesores entre otros colectivos. semFYC advierte también en su nota que la inmunización se lleve a cabo preferentemente entre octubre y las dos primeras semanas de noviembre. Se sabe que la vacunación es eficaz hasta en un 70 por ciento de los casos y protege frente al virus durante un máximo de un año.

Además, se trata de una enfermedad con un importante impacto sanitario por la rapidez de propagación y por el importante número de personas afectadas, que además pueden llegar a presentar complicaciones graves en los enfermos de riesgo. Por otra parte, la acumulación de casos de gripe en esta época del año contribuye a incrementar significativamente la sobrecarga asistencial del médico de familia y del personal de enfermería. En este sentido, semFYC considera fundamental "disponer de mayores recursos humanos con los que hacer frente a dicha sobrecarga".