Cerca del 57 por ciento de los pacientes pueden llegar a sufrir dolor crónico tras una cirugía torácica. Ésta es una de las conclusiones extraídas del estudio `Incidencia del dolor crónico en cirugía torácica: videotoracoscopia (VATS) vs. Toracotomí’ . El trabajo, además, ha merecido el galardón ´Premio a la Mejor Comunicación en Dolor de SEDAR 2022’. Un premio que cuenta con patrocinio de Grünenthal.

Ante estos datos, el trabajo insta a cirujanos, anestesiólogos, médicos del dolor y enfermeros, entre otros profesionales, a tomar mayor “conciencia” de esta realidad sanitaria. Asimismo, a poner en marcha iniciativas destinadas a la mejora de cuidados de los pacientes. Igualmente, a favorecer la adherencia de los mismos a los tratamientos.

El estudio ha sido elaborado por varios profesionales del Servei d’Anestesiologia, Reanimació i Terapèutica del Dolor del Hospital del Mar de Barcelona. Entre ellos, Hugo Rivera subraya la importancia de “promover un seguimiento estricto. Tanto durante el intraoperatorio como durante los primeros días y semanas tras la cirugía. Todo ello con el objetivo de favorecer la detección precoz”.

Dolor crónico tras una cirugía torácica

Sufrir dolor crónico tras una cirugía torácica es una complicación frecuente que afecta de manera importante a la calidad de vida de los pacientes. Rivera afirma que estos casos cuentan una prevalencia de en torno al 20 por ciento en Europa. Una realidad que supone un “importante deterioro físico, tanto cognitivo como emocional” del paciente.

Se estima que “hasta un 38 por ciento de las personas que lo padecen reportan que el dolor afecta directamente a su calidad de vida”. Además, dificulta su “reinserción laboral”.  Según Rivera es, por tanto, un problema que afecta tanto al paciente como al sistema sanitario. No obstante, suelen ser cuadros de larga evolución y de difícil abordaje, añade el especialista. Por este motivo, las Unidades de Dolor son “clave”. Así, el reto principal al que se enfrentan es “la prevención de la cronificación del dolor, disminuyendo su incidencia y su intensidad.