E.P, Zaragoza .- Alrededor de 40 integrantes de la Confederación Estatal de Sindicatos Médicos de Aragón (CESM-Aragón) se concentraron en la mañana del 20 de febrero a las puertas del Palacio de La Aljafería, sede de las Cortes aragonesas, para protestar por el "incumplimiento" del Pacto de la Sanidad, firmado por el Gobierno de Aragón el pasado año 2002, según ha explicado el secretario regional del sindicato, Lorenzo Arracó. El dirigente del sindicato médico arremetió contra el "ejercicio totalitario" que, a su juicio, ha puesto en marcha el Ejecutivo aragonés, en alusión a que "todos los trabajadores de la Diputación General de Aragón (DGA) tienen mesas ubicadas en cada comarca para votar en las elecciones sindicales, mientras que los profesionales sanitarios se tienen que desplazar hasta las cabeceras de provincia".

En opinión de Lorenzo Arracó, el Gobierno de coalición "sigue manipulando junto con sus correligionarios de UGT y CC.OO", entre otros motivos, porque "se ha excluido de las elecciones sindicales a los Médicos Residentes (MIR), porque todos son profesionales sanitarios que votan a CESM-Aragón, y a la DGA no le interesa un sindicato independiente que no se pliega a sus intereses".

Además, el secretario general de CESM-Aragón subrayó que "algunos de los sindicalistas que han negociado con el Gobierno de Aragón aparecen ahora en las listas electorales del partido del Gobierno", en referencia al PSOE, por lo que habló de "pucherazo". Por otra parte, Arracó afirmó que, con la transferencia de Sanidad, esperaban que el Sistema de Salud "se acercara a los ciudadanos", pero "ahora resulta que es más difícil hablar con el presidente del Gobierno de Aragón o con los consejeros que hablar con el Gobierno central, cuando la Sanidad dependía de Madrid", lo que significa un "retroceso".