El Centro de Estudios del Sindicato Médico CESM en Granada y el Sindicato Médico Andaluz (SMA) han publicado un informe con los datos de las retribuciones por guardias realizadas por los profesionales médicos. En dicho estudio se observan “grandes diferencias retributivas entre los médicos” de todas las comunidades autónomas, como han criticado las fuentes sindicales.

Durante 2019, como ha destacado CESM, la diferencia en día laborable es de 11,05 euros/hora (el 63,95 por ciento) entre los médicos andaluces (en último lugar con 17,28 euros/hora) y los médicos de Murcia (al frente con 28,33 euros/hora). Teniendo en cuenta la media nacional (23,56 euros/hora) los médicos andaluces cobran 6,28 euros menos a la hora (el 36,33 por ciento).

Respecto a los días festivos, en 2019 la diferencia es de 12,16 euros/hora (el 62,94 por ciento) entre los médicos de Andalucía (19,32 euros/hora) y los de Murcia y Canarias (31,48 euros/hora). La media a nivel nacional es de 25,95 euros/hora y, por tanto, los médicos andaluces cobran 6,63 euros menos a la hora (el 34,41 por ciento).

Obligación, pero no derecho

Según los sindicatos médicos, para los facultativos españoles “la realización de la atención continuada (guardias) es una obligación, pero no un derecho. Se realizan generalmente después de la jornada ordinaria de trabajo (desde las 15 horas hasta las 8 horas del día siguiente) y en sábados, domingos y festivos las 24 horas”.

El sindicato ha explicado que son “horas similares a las horas extraordinarias de los trabajadores de otros sectores y de otras categorías, en tanto que se realizan después de la jornada ordinaria, aunque a diferencia de ellas se retribuyen por un importe menor que el de las horas ordinarias (las horas extraordinarias se abonan al 175 por ciento de la hora ordinaria en cualquier sector), además no tienen el límite de las 80 horas al año de las extraordinarias y, lo que es más importante, son generalmente obligatorias y no voluntarias como son las extraordinarias”.

Diferencias entre autonomías vecinas

Para CESM resulta “muy poco estimulante y muy difícil de entender” que los médicos de Andalucía y otras CC. AA., así como los médicos internos residentes, vean cómo a pocos kilómetros de distancia se retribuyen las horas de guardia a un importe superior”.