Ante la posibilidad de que la orden de bolsa de Sanidad propuesta por la Consejería de Sanidad de Valencia introduzca un modelo de cobertura temporal de médicos arbitrario, que según los sindicatos contradice el decreto de selección de plazas, CESM-CV ya ha anunciado que impugnará el mismo. No solo eso, sino que además ha asegurado que llevará ante la Justicia “todos los casos de contratación al margen de los principios constitucionales de igualdad, mérito y capacidad”.

El CESM-CV ha recalcado que ha llegado “al límite de lo que puede soportar” y ha criticado que el espíritu de consenso está ausente desde hace bastante tiempo “y aún así hemos mantenido una posición en extremo prudente”.

El motivo de queja radica en que el el sindicato afirma que ha recibido el borrador de la bolsa de Sanidad de contratación temporal de personal facultativo en el que se contempla la posibilidad “de introducir perfiles de experiencia y/o formación profesional y con ello cubrir plazas para las que legalmente no corresponde actualmente otra condición que la de estar en posesión del correspondiente título de especialista”.

Requisitos ilegales

De esta forma, CESM-CV argumenta que los requisitos de esta bolsa resultan no solo ilegales, sino también al margen de aquellos que pueden exigirse para ejercer cada una de las especialidades médicas. Al respecto, señala que, de no existir una legislación concreta que establezca el reconocimiento de subespecialidades, “las administraciones públicas sólo pueden ofertar puestos de trabajo de carácter genérico de cada una de las especialidades”.

En concreto, el secretario general del Sindicato Médico, Andrés Cánovas, ha declarado que “no es la primera vez que asistimos a actuaciones de este tipo y no vamos a consentir que se pretenda dotarles de cobertura institucional”.  Por ello, advierten de que “la demanda de este tipo de contrataciones proviene de las Gerencias de Departamento y algunas Jefaturas de Servicio”, con el resultado inevitable de introducir en los procesos de cobertura temporal elementos de subjetividad y amiguismo”, concluyen.

En esta línea, recuerda que en su momento apoyó el actual Decreto de Selección y Provisión, “que sí que incluía un proceso garantista para crear plazas básicas con características específicas, con reflejo en la plantilla e identificación completa, que pudieran ser ocupadas por concurso de méritos (Neuropediatría, Trasplante Hepático, Trasplante cardíaco, Neonatología, etc.) y que también pudieran ser cubiertas temporalmente en casos justificados”. No obstante, ha avisado de que esto “requería de un estudio real de necesidades y un control que no se da en la propuesta que pretende imponerse”. De hecho, ha subrayado que no se ha creado “ninguna plaza de este tipo por el mecanismo indicado”.

Mientras tanto, el sindicato lamenta que los problemas asistenciales “se acumulan, las propuestas se quedan en los cajones y los acuerdos parecen firmarse sin voluntad alguna de ser cumplidos”.