Redacción.- CESM-Galicia ha optado por firmar el Acuerdo para lograr la libranza de las guardias localizadas, según ha informado la propia organización sindical mediante un comunicado. Así según señalan que, “aunque el borrador final no recoge todas las aspiraciones plantedas por el sindicato, ha decidido firmarlo para que por parte de Recursos Humanos se agilicen los trámites oficiales pertinentes” Además señalan que este acuerdo “va a significar un avance para muchos facultativos que vienen realizando guardias localizadas y hasta ahora no han podido acogerse a la libranza”.

Un vez que se comience a aplicar dicho acuerdo, CESM- Galicia espera “poder avanzar en su mejora progresiva a favor de un personal que durante muchos años ha estado privado de un derecho que la organización sindicale ya tuvo que plantear previamente ante el Valedor do Pobo” (Defensor del Pueblo gallego) Este acuerdo, según explica CESM-Galicia en su nota, “recoge un apartado en el que se garantiza que allí donde existiesen fórmulas de libranza y los profesionales optasen por mantenerlas, se sigan respetando como hasta ahora”.

Por otra parte, en una reunión celebrada el pasado 19 de marzo, CESM-Galicia expuso ante representantes del Sergas, la revisión del actual desfase salarial generado con respecto a las últimas Comunidades Autónomas que recibieron las transferencias del antiguo Insalud. Según destacan desde el sindicato “todas las Comunidades Autónomas revisaron los salarios sus médicos y ahora los facultativos gallegos son los peor pagados del país” Así según resaltan desde el sindicato, en esta primera reunión con CESM los representantes del Sergas reconocieron la discriminación de los facultativos de la Sanidad Pública de Galicia y se mostraron favorables a abordar la revisión solicitada por CESM, aunque discreparon en el alcance de las cifras planteadas por la citada organización sindical.

En la siguiente reunión, fijada para primeros del mes de abril, y según informa la organización sindical, “se aportará por el Sergas la documentación correspondiente motivo de discrepancia y se planteará la posible solución” en lo que CESM-Galicia considera “un problema urgente e inaplazable si se quiere evitar alterar la paz laboral en el sector médico”. Todo ello, según remarcan “al margen de la inevitable aproximación que muy pronto habrá que afrontar a nivel nacional con la equiparación de los médicos españoles a sus colegas de la Unión Europea”.

LOSGA como “herramienta útil” en defensa de la Sanidad pública

Además en lo que se refiere a la Ley de Ordenación Sanitaria de Galicia (LOSGA) y con el fin de defender aspectos que desde CESM-Galicia se consideran “fundamentales para los facultativos y, en general, para la Sanidad Pública de Galicia” el citado sindicato “tiene concertadas entrevistas con los diferentes grupos parlamentarios gallegos”, y además ha dirigido sendas cartas a los responsables de Sanidad en el Parlamento gallego, con la intención de celebrar reuniones con el objetivo de darles a conocer sus propuestas. Desde la citada organización sindical se pretende que en el Parlamento se presenten “sus enmiendas, no recogidas por la Xunta” con las que, en opinión de CESM-Galicia, “puede lograrse que la LOSGA sea una herramienta realmente útil para el ciudadano y para los profesionales y elimine todo riesgo de privatización progresiva de la Sanidad Pública”.

Por otro lado, señalan desde CESM Galicia que “plantearemos a todos los grupos la defensa del incremento del porcentaje del PIB que España destina a Sanidad hasta alcanzar la media de la UE ” que se sitúa en el 8,1 por ciento”. Este incremento, según dicho sindicato, se produciría con el fin de “que pueda generarse empleo estable y eliminar contratos basura, sustituciones al cien por cien , así como recuperar el papel del médico como motor de la Sanidad a través de la carrera profesional y preparar la integración real del médico en la UE, con derechos y retribuciones europeas”. Así, según añaden desde la organización sindical “podría garantizarse el mantenimiento de la excelente de la Sanidad Pública que España tiene y evitar la fuga de médicos y personal de enfermería a otros países de la UE, donde el ejercicio de la Medicina es bastante más gratificante”. Además anuncian que, en su opinión de no lograrse el citado incremento presupuestario,”la desmotivación del médico y la fuga de profesionales llevarán muy pronto a nuestra Sanidad pública a niveles tercermundistas”.