“La Atención Primaria está amenazada y sus médicos son rara avis en peligro de extinción, porque no se les ofrecen unas condiciones óptimas de trabajo. Es urgente y prioritario que tengamos un plan para potenciar nuestra Primaria, no otro panfleto publicitario más cargado de buenas intenciones y sin inversión”. Esta es la idea que ha congregado el pasado jueves a los médicos en las puertas de los centros de salud de toda la Región de Murcia. No obstante, el médico de Primaria en pandemia ha llegado a situaciones límites que necesitan soluciones urgentes.

Como insisten desde CESM Murcia, “en nuestras manos está que la Atención Primaria siga siendo la que resuelve el 95 por ciento de las patologías en España”.

Estas concentraciones formaban parte de un movimiento nacional en defensa de la Atención Primaria promovido por CESM. El mismo surge ante reclamos urgentes como una inversión de al menos el 25 por ciento del gasto sanitario y que ésta sea además finalista. También de unas plantillas acordes a unas ratios de 1250 TIS por médico de Familia y 900 TIS por pediatra.

El papel del médico de Primaria en pandemia

En cuanto a las situaciones vividas, desde CESM Murcia insisten en el difícil papel que ha tenido el médico de Primaria en pandemia. Así lo resumían en un comunicado. Entre otras cuestiones, destacaban que es “el que ha tenido que atender a muchos pacientes por teléfono en la pandemia por órdenes de sus superiores, los mismos que después se desentendieron de los problemas que ocasionó”.

Asimismo “el médico de Primaria es también el que ha tenido que aplicar unos protocolos en la pandemia con múltiples cambios, que no entendía la población. Es aquel que ve con impotencia cómo tiene muchos días de demora para la consulta sin que a la Administración le importe ni ponga soluciones. Es el que vive con rabia, ola tras ola de pandemia. La saturación de un sistema sanitario que no tiene capacidad para atender a tantos enfermos en Atención Primaria, y que aun así no acomete el aumento de las plantillas necesario”.

Por ello desde CESM Murcia insisten en que “necesitamos liderar con autoridad y competencias todas las posibilidades que una Atención Primaria de calidad, moderna y responsable puede ofrecer al conjunto de la ciudadanía en un Sistema Nacional de Salud público y de acceso universal”.