La Confederación Estatal de Sindicatos Médicos (CESM) reclama al Ministerio de Sanidad una solución alternativa a los aspirantes al examen MIR 2021. El sindicato ya ha advertido que podría haber “afectados por causas sobrevenidas por la pandemia”. Pueden estar contagiados o bien ser posibles contactos con positivos por COVID19. Ambos criterios de exclusión se han publicado en la Instrucción de la Subdirección General de Formación y Ordenación Profesional.

“En un momento en el que está volviendo a subir la incidencia acumulada de contagios en el llamado final de esta tercera ola de la pandemia”, CESM ha recalcado su “conformidad con las medidas de precaución adoptadas”. “No se puede poner en riesgos innecesarios a los aspirantes ni asumir la probabilidad de un brote por COVID por la realización de la prueba.

En todo caso, CESM ha pedido “una regulación alternativa a los afectados, puesto que es responsabilidad de la Administración facilitar todos los medios posibles para minimizar el perjuicio ocasionado por la enfermedad en un momento tan decisivo para los aspirantes“.

CESM reclama una respuesta a la prórroga voluntaria

Por otro lado, la Confederación también ha recordado que sigue esperando una respuesta al planteamiento de aquellos residentes que terminan su periodo formativo en mayo y plantean la opción de una prórroga voluntaria. Esta petición se ha hecho a Vicenç Martínez, director general de Ordenación Profesional.

“Estos médicos a punto de obtener su título de especialista han trabajado en primera línea y han asumido tareas centradas en la pandemia. Han dejado en segundo plano otros aspectos de su formación, por lo que debe subsanarse ese tiempo dedicado a la COVID-19. El objetivo es cerrar su etapa formativa con el mejor aprendizaje posible”.